Unicaja

Otro positivo más en el Burgos pone en riesgo el partido ante el Unicaja del sábado

  • El club burgalés informa del positivo de Omar Cook

Omar Cook, en un Burgos-Obradoiro.

Omar Cook, en un Burgos-Obradoiro. / ACB Photo

El partido que el Unicaja debería jugar el próximo sábado 27 de marzo ante el Hereda San Pablo Burgos (17:30 horas) está en el alambre. El club burgalés lleva sin jugar desde el 7 de marzo, ante el MoraBanc Andorra, y ha visto cómo se han suspendido las dos últimas jornadas por positivos en el seno del equipo por Covid-19. Ya golpeó la pandemia en la primera mitad de temporada al equipo dirigido por Joan Peñarroya y ahora ha vuelto a hacerlo. Los partidos suspendidos ante Tenerife y Joventut se han reprogramado para abril.

Sucede que el goteo de positivos es constante. Este lunes, el club Hereda San Pablo informó de que Omar Cook había dado positivo también. El equipo burgalés tenía previsto retomar los entrenamientos y viajar este martes a Riga para jugar un partido de la Basketball Champions League, pero ahora todo queda en el aire. Kravic, Benite y Salvó ya habían sido testados positivos tras jugar un partido de la BCL ante el cuadro letón, que registró un caso también en su equipo.

Así que queda a expensas de la decisión de la ACB. Un número importante de jugadores ya pasaron el positivo en el primer brote a comienzos de temporada. Según se informa en la prensa de Burgos, sólo Alex Renfroe ha salido indemne de las dos olas por el momento. La ACB ha ido suspendiendo partidos en el caso de que hubiera un brote.

El Unicaja se enfrenta a una perspectiva, si se suspende este encuentro, de tres semanas sin competir, porque en el fin de semana del 3-4 de abril era la de descanso fijada para el cuadro malagueño por el número impar de equipos en la competición liguera. El siguiente encuentro está fijado para el sábado 10 de abril en el Carpena ante el MoraBanc Andorra, duelo directísimo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios