Unicaja

El futuro de Yannick Nzosa a corto plazo

  • "El chico para ser su debut estuvo con una templanza asombrosa y teniendo mucho control de lo que estaba pasando en el campo", dice Casimiro, que le abre la puerta del primer equipo

Luis Casimiro choca la mano con Yannick Nzosa. Luis Casimiro choca la mano con Yannick Nzosa.

Luis Casimiro choca la mano con Yannick Nzosa. / acb photo

Retumba en el baloncesto español el nombre de Yannick Nzosa, uno de los grandes protagonistas de la jornada en la ACB. El congoleño, con 16 años, tuvo un bautizo en la élite de quilates. Con los dedos de una mano se cuentan los jóvenes que se estrenaron con un impacto similar. Capital en la primera victoria de la temporada cajista, ya dio muestras del jugador tan especial del que se trata. Esta irrupción tan abrupta, en lo positivo, ha dado la vuelta a la tortilla. Está para dar minutos de mucho nivel y eso en la pintura del Unicaja, a debate ya desde verano, es mucho decir. Su portentosa aparición puede redistribuir roles y Casimiro ha demostrado que es valiente con los que vienen desde abajo. Por lo pronto, en los minutos de la verdad en Andorra estuvo en el parqué.

Nzosa ocupó buena parte de la comparecencia de Luis Casimiro (que habló de más temas) en la antesala del estreno de otra campaña en la Eurocup, competición donde también puede salir del cascarón. Y seguir escribiendo su nombre en los libros de historia verde. "Ha jugado muy bien, si lo ponemos es porque tenemos confianza que pueda jugar a ese nivel. Pero la verdad es que el chico para ser su debut estuvo con una templanza asombrosa y sobre todo teniendo mucho control de lo que estaba pasando en el campo. Por tanto, es una sorpresa muy grata", aseguraba firme el entrenador manchego. No se puede comparar con Francis Alonso, con más batallas en su haber, aunque sea su primera campaña en el primer equipo, y ocho años mayor. "Francis me sorprende mucho menos, no es debutante. Es un chico que tiene una edad, una formación, no es lo mismo que un recién llegado que es un niño y juega entre hombres. Francis sabemos de su capacidad y por eso está aquí", decía Casimiro.

"Mientras que los jugadores son los que están en el equipo son mis jugadores y no voy a pensar en ningún cambio", respondía el técnico cajista sobre si puede haber salidas y entradas en el juego interior, mientras continuaba y ponía en valor el trabajo de Nzosa: "No tomo las decisiones para hacer llamadas de atención. Cuando tengo que hacer llamadas de atención a algún jugador lo hago personalmente y sin ningún tipo de luces y taquígrafos. Cuando tomo decisiones lo hago por el bien del equipo y no por dar toques de atención ni reprimendas a nadie. Lo que está claro es que Yannick se ha ganado la oportunidad de estar participando y encima si su rendimiento es bueno es la doble vía de la confianza. Te doy y me devuelves, perfecto".

El congoleño de 16 años, que se decidió no mandar a Marbella, partía en la posición 14 en la parrilla de salida. Parece haber adelantado varias posiciones y va a tener la bala para asentarse en la élite. "¿Por qué no? Siempre depende de lo mismo. Hay que hacer buen trabajo durante los entrenamientos y luego hay que rendir en los partidos. Él ha hecho buen trabajo en los entrenamientos y luego rindió en Andorra. Por lo tanto, ¿por qué no? Podemos estar ante un caso como el de Jaime Fernández, que con sus 17 años recuerdo en Estudiantes cuando lo llamamos para hacer pretemporada y luego se quedó toda la temporada. No sólo jugó en ACB sino también muchos minutos en Eurocup, podemos estar también ante esa misma situación. Un chico que vino a hacer pretemporada y se puede quedar con el primer equipo perfectamente", terminaba Casimiro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios