Vélez-Málaga

La Cofradía de Pescadores de La Caleta pide que siga la búsqueda del marinero desaparecido

  • Mohamed, el tripulante de 54 años, es el único desaparecido tras el hundimiento

El puerto de Caleta de Vélez, en una imagen de archivo. El puerto de Caleta de Vélez, en una imagen de archivo.

El puerto de Caleta de Vélez, en una imagen de archivo.

El helicóptero Helimer 220, la nave Salvamar Hamal, la patrullera Vigía de la Armada y el avión de la Guardia Civil Cuco 502 continuaron este viernes buscando a Mohamed, el tripulante de 54 años del barco Nuevo Rafael que se hundió en el mar de Alborán cuando faenaba. El accidente ocurrió el pasado miércoles por la tarde y desde entonces tratan de encontrarlo con la coordinación de Salvamento Marítimo. Los otros tres pescadores que iban en la embarcación pudieron ser rescatados esa misma tarde y se encuentran sanos y salvo en sus domicilios.

Aunque la búsqueda no ha cesado, la Cofradía de Pescadores de la Caleta de Vélez donde tiene sede el barco hundido pidió este viernes que continúe estando activa. “Lo estamos pasando muy mal y conforme pasan las horas la desesperación es mayor”, reconoció la patrona mayor de la cofradía, Carmen Navas, quien incidió en que el desaparecido, casado y con seis hijos, cuenta con una larga trayectoria como marinero y es una persona “correcta, educada y muy querida y conocida en el pueblo”. Llevaba residiendo 30 años en Vélez-Málaga, donde se encuentra el puerto de Caleta de Vélez.

Los medios aéreos y marítimos de Salvamento Marítimo llevan dos jornadas buscando a este pescador en torno a la zona del hundimiento del Nuevo Rafael, localizada a unas 14 millas al suroeste de la isla de Alborán, con la participación del avión Sasemar 101 y la Salvamar Hamal, que este viernes localizaron cajas y otros restos que podría pertenecer al pesquero.

Navas apuntó que los tres tripulantes que consiguieron ser rescatados, dos varones adultos y un adolescente, se encuentran “bien físicamente”, aunque afectados por la desaparición de su compañero y el naufragio que tuvo lugar después de que el barco “se diera la vuelta” por causas que aún no han sido precisadas, pero que tendrían relación con un problema con el arrastre derivado de las corrientes del Mar de Alborán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios