Vélez-Málaga

Un muerto y un herido grave en el accidente de una avioneta en el aeródromo de Vélez-Málaga

El accidente de una avioneta en Vélez-Málaga, en fotos El accidente de una avioneta en Vélez-Málaga, en fotos

El accidente de una avioneta en Vélez-Málaga, en fotos / Consorcio Provincial de Bomberos

Un joven malagueño de 26 años ha perdido la vida este domingo en un accidente de avioneta en Vélez-Málaga tras despegar del aeródromo Leoni Benabú de El Trapiche. Estaba acompañado por otra persona, de 25 años y de nacionalidad alemana, que tuvo que ser trasladado al hospital herido con politraumatismos en las extremidades inferiores.

El accidente fue recibido trágicamente por los socios del Real Aeroclub de Málaga que tiene la sede en las instalaciones de El Trapiche. Este domingo, precisamente, por las favorables condiciones climáticas, eran muchos los que se encontraban en este equipamiento privado. También los que presenciaron desde Vélez-Málaga como el motovelero se estrellaba instantes después de despegar.

El suceso, según explicaron testigos presenciales se produjo a las 12.20 del mediodía. Desde el 112 confirmaron la llamada activando el operativo de emergencias. Al parecer, según explicaron fuentes autorizadas, el piloto tras levantar el vuelo, alertó a la torre de control que se sentía indispuesto, “tratando de explicar sin que se le entendiese muy bien, con frases inconexas, síntomas de mareo”.

Fuentes del Real Aeroclub de Málaga explicaron que la aronave comenzó a hacer orbitaciones a 500 o 600 metros aproximadamente de la pista, y a bajar en espiral precipitándose al suelo, muy cerca de donde se encuentran los hangares. Estamos mismas fuentes estimaron que “no debía ir a mucha velocidad”.

Según indicó el diputado de Emergencias, Manuel Marmolejo, hasta el lugar del siniestro se acercaron efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos que estuvieron trabajando para excarcelar a las dos víctimas que quedaron atrapadas en la aeronave. También acudieron Guardia Civil, Policía Nacional y Local y de la Emergencias sanitarias.

Marmolejo confirmó que el piloto murió en el acto, y el copiloto fue trasladado de forma urgente por una ambulancia del 061 hasta el Hospital Regional de Málaga. Ahora, se investiga las causas exactas que provocaron el accidente.

Fuentes del Real Aeroclub de Málaga, explicaron que el aparato es un motovelero –lleva un pequeño motor que se usa sólo para despegar– estaba matriculado en Francia pero tenía base en el aeródromo de El Trapiche. “Sabíamos que no podía ser un fallo mecánico puesto que es una avioneta que planea una que una vez que ha aterrizado. Tampoco podría ser un error técnico porque era una persona con experiencia, así que sabíamos que algo le había pasado al piloto”, afirmó uno de los socios.

Según informó este tipo de aeronaves forman un tándem con el piloto delante y el acompañante detrás, es por ello, según aclaró, “que el piloto es el que se lleva todos los golpes”. La otra persona que iba en la aeronave “no sabía pilotar”.

Estas mismas fuentes confirmaron que la avioneta pertenecía a tres personas, una de ellas era el padre del fallecido. Este era socio del Real Aeroclub de Málaga, y su hijo contaba con “mucha experiencia y autorización para volar”.

No existe causa común en los accidentes

Fuentes del Real Aeroclub de Málaga, responsable de gestión aeródromo Leoni Benabú, volvieron este domingo a defender las condiciones de este recinto pese al número de accidentes registrados. Según recordaron, los informes determinan que no existe causa común en los mismos, o un factor importante, como pueden ser las instalaciones, la orografía o el clima.

“Tenemos el estigma de que está maldito por el número de accidentes, pero no es cierto, lo que ocurre es que es uno de los aeródromos privados con más movimiento de España. “Tenemos mucha actividad aeronáutica, muchos socios y una escuela, por lo que es normal que los accidentes ocurran en los lugares donde se aterriza y se despega”, reiteró.

El último accidente mortal fue el 19 de enero de 2017, cuando un hombre y una mujer fallecieron al estrellarse el ultraligero en el que viajaban e incendiarse la aeronave en una plantación de aguacates anexa a la pista.

En 2013, otras dos personas fallecieron en un accidente de avioneta ocurrido en las proximidades del mismo aeródromo Leoni Benabú de la Axarquía. El avión estrelló en una finca de subtropicales, falleciendo en el acto el piloto Javier Fernández, campeón de España de vuelo acrobático en 2010 y miembro del Real Aeroclub de Granada. Su acompañante resultó herido grave en el accidente y murió horas después en el hospital.

En enero de 2018 hubo otro siniestro en este mismo lugar, aunque esta vez se saldó sin heridos graves. El piloto, único ocupante de la avioneta, pudo de ella por su propio pie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios