Catas con San Miguel en Málaga Un viaje de sabor y lúpulo

  • San Miguel trae su Sala Magna a Málaga hasta el domingo con catas y actuaciones musicales

La ‘Cata inquieta’ se desarrolla en una sala acondicionada situada en el Centro de Producción de San Miguel. La ‘Cata inquieta’ se desarrolla en una sala acondicionada situada en el Centro de Producción de San Miguel.

La ‘Cata inquieta’ se desarrolla en una sala acondicionada situada en el Centro de Producción de San Miguel. / A. R. (Málaga)

San Miguel trae a la ciudad de Málaga desde este miércoles y hasta el domingo un programa cargado de actividades y experiencias dentro del universo Magna, una de sus cervezas más famosas. Sala Magna es un espacio temporal que se podrá disfrutar en dos lugares de la capital malagueña: el Centro de Producción San Miguel y en la Sala Vitamina, situada en la céntrica calle Victoria. Cada sala ofrecerá diferentes experiencias.

Una de las actividades más destacadas es la denominada Cata Inquieta, por la cual se invita al visitante a realizar un viaje sensorial por cuatro de las cervezas más famosas de San Miguel. Una mesa blanca rodeada de cuatro paredes en las que se proyectan diversos recursos audiovisuales sirve de escenario para llevar a cabo una degustación única.

Con un aforo reducido de tan solo ocho personas, el visitante conocerá el origen, composición y sabor de San Miguel 0,0, Magna, Manila y Selecta. Un recorrido de menor a mayor graduación en el tipo de cerveza y con maridajes que aportan una experiencia gastronómica especial.

De la mano del sumiller de cerveza Julio Cerezo el visitante inicia su viaje sensorial en el mar, con la cerveza 0,0, que inspira “un sabor marino y que recuerda mucho al cereal”. Durante el recorrido se narra la historia de San Miguel desde su origen en 1890 en Manila, en ese momento capital colonial española en Filipinas. De ahí el nombre de una de las cervezas más especiales de San Miguel que destaca por estar especialmente lupulada.

Neuman, Jarrillo Lata, Malaka Youth y Carmen Boza actúan en la fábrica de San Miguel, junto al aeropuerto

“Esa intensificación del lúpulo aporta un color más oscuro y un sabor muy afrutado”, cuenta el sumiller. La música se convierte en un ingrediente más de esta experiencia sensorial, con los sonidos acústicos de Tom Petty durante la cata de la San Miguel 0,0 y la energía eléctrica de Bon Jovi con la degustación de San Miguel Magna.

Este jueves, Neuman abrirá el ciclo de conciertos que tendrá lugar en el Centro de Producción de San Miguel. Les seguirán los malagueños Jarrillo Lata y Malaka Youth. Carmen Boza ofrecerá la última actuación el próximo domingo. Para asistir tanto a la cata como a los conciertos se requiere inscripción previa en la web de San Miguel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios