Salud Expertos de Málaga alertan de la “nueva adicción” de los jóvenes a los vapeadores

Balonmano Costa del Sol-Elche, final de la Liga Guerreras Iberdrola: Gloria a 60 minutos

Vivir

El obispo de Málaga participa en la visita 'ad limina' y mantendrá un encuentro con el papa el viernes

  • El programa concluirá el sábado 22 con la visita a la Secretaría de Estado

Catalá (segundo por la izquierda) junto al resto de obispos participantes.

Catalá (segundo por la izquierda) junto al resto de obispos participantes. / M. H.

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, está participando desde este lunes en la visita 'ad limina' de los obispos de las provincias eclesiásticas de Granada, Sevilla y Mérida-Badajoz. Un encuentro que tendrá su momento culminante el próximo viernes, cuando sean recibidos en audiencia por el papa Francisco.

Este lunes, el obispo ha concelebrado en la Misa que ha tenido lugar en el altar de la tumba de San Pedro situada en la cripta de la Basílica Papal dedicada a dicho apóstol. También ha mantenido junto al resto de prelados diversas reuniones con organismos de la Santa Sede como el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica o la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Este martes 18 de enero tendrán la misa en la Basílica Pontificia de San Juan de Letrán, tras la que continuarán los encuentros con diversas congregaciones. El miércoles 19, la Eucaristía previa a las reuniones de trabajo tendrá lugar en la Basílica de Santa María la Mayor y, el jueves 20, será en la Basílica Pontificia de San Pablo extramuros. Este día, además, tendrá lugar la recepción de los obispos en la Embajada de España ante la Santa Sede.

El viernes 21 de enero, llegará el momento culminante de toda la visita en la Audiencia con el Santo Padre en la que los obispos mantendrán un encuentro con él. El programa de esta visita 'ad limina' concluirá el sábado.

En la visita 'ad limina', según ha informado la Diócesis de Málaga, los obispos expresan su comunión con el sucesor de Pedro, veneran los sepulcros de San Pedro y San Pablo y dan cuentas de su gestión y de la vida de sus diócesis en los organismos de la Santa Sede. Los orígenes históricos de la 'ad limina' se remontan al siglo IV, aunque fue el papa Sixto V quien la institucionalizó en 1585.

La visita 'ad limina' la deben hacer todos los obispos, cada cinco años, a Roma. Con motivo de la pandemia de la COVID-19 el papa Francisco se había visto obligado a suspenderlas. El pasado septiembre volvió a retomar sus encuentros con los obispos de todo el mundo. La última realizada por obispos españoles fue en el año 2014, en el primer año de pontificado del papa Francisco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios