Regalos de Reyes Magos El día en que no cuesta madrugar

  • Nervios y caras de sorpresa entre los niños, que se levantan temprano para abrir los regalos de los Reyes

Las fotos del día de Reyes en Málaga Las fotos del día de Reyes en Málaga

Las fotos del día de Reyes en Málaga / Javier Albiñana

Perfectamente equipada con su casco y con una sonrisa de oreja a oreja, una niña pequeña pasea con orgullo sobre una bicicleta reluciente. Todavía lleva en el manillar el lazo de regalo con el que los Reyes Magos la adornaron antes de dejarla junto a su zapato. Va de estreno, dispuesta a aprender, sin miedo; su padre le endereza el rumbo mientras su madre, móvil en mano, inmortaliza la escena. Es bien temprano –probablemente no había salido el sol cuando saltó de la cama en busca de sus regalos– y entre risa y risa, la pequeña bosteza, pero poco importa. Nunca madrugar resulta tan fácil y gratificante como un 6 de enero.

La misma estampa se ha repetido este lunes en casi todas las calles, plazas y paseos marítimos de Málaga capital y provincia. Nervios, sonrisas, caras de asombro... pocos niños fueron capaces de quedarse en casa después de abrir los regalos que Sus Majestades de Oriente dejaron a su paso, mientras ellos dormían.

El buen tiempo ayudó, ya que, aunque con algo de fresco –las temperaturas máximas no han superado los 17 grados en la capital– el sol lució brillante todo el día. Melchor, Gaspar y Baltasar trabajaron a contrarreloj toda la noche para hacer realidad cada deseo y mantener viva la ilusión de los más pequeños. Son silenciosos y eficaces. Y una vez más, no defraudaron.

No es un secreto que los Reyes Magos son cada vez más tecnológicos: móviles, tablets, relojes digitales, videoconsolas... hasta drones. Pero junto a estos, los regalos tradicionales nunca pasan de moda. Las bicicletas fueron las principales protagonistas del día en las calles, así como los patinetes –muchos de ellos eléctricos– que cada vez proliferan más, pero tampoco faltaron los coches teledirigidos, los cochecitos de bebé, los balones y los muñecos de todo tipo. Y en casa se quedaron también juegos de mesa, Scalextric, Playmobil, Legos, figuritas coleccionables y libros, entre otros muchos.

Una niña con su bicicleta nueva el día de Reyes. Una niña con su bicicleta nueva el día de Reyes.

Una niña con su bicicleta nueva el día de Reyes. / Javier Albiñana

Así, además de los anteriores, este año Melchor, Gaspar y Baltasar han recibido muchas peticiones para repartir muñecas LOL, alguna que otra Bellie Beth y cajas de Frozen, Toy Story o de la saga de Harry Potter o Star Wars.

Después de una madrigada inolvidable y un largo día de juegos, tocaba reponer fuerzas con un trozo de roscón de Reyes y a descansar, que aún queda la jornada de este martes para poder disfrutar de todos los juguetes nuevos antes de la vuelta al cole.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios