EMPLEO Oferta de trabajo en Málaga: buscan operarios de alimentación y ofrecen "salarios competitivos"

Elecciones Andalucía

Moreno enarbola la bandera del centro

Juanma Moreno celebra la victoria en la sede del PP

Juanma Moreno celebra la victoria en la sede del PP / Antonio Pizarro

Si hay un concepto que el Partido Popular ha repetido esta campaña es moderación. Juanma Moreno ha jugado la carta del centro que le ha permitido hacerse con los votos que en 2018 cosechó Ciudadanos, contraponer sus políticas a la derecha extrema de Vox e incluso pedir el voto útil de los electores socialistas para evitar tener que pactar con el partido de Santiago Abascal. La jugada le ha salido redonda, logrando una victoria histórica que lo coloca como barón incontestable en el PP. Y el candidato a la reelección ha aprovechado sus 58 diputados para abanderar el centro político, augurando una vuelta del bipartidismo en la que “dos grandes partidos se unan en el centro” y en el que “los extremos no arrastren a las fuerzas mayoritarias”.

Esa idea, la de no verse arrastrado por Vox, es la que le ha permitido lograr una mayoría absoluta improbable en los tiempos de la fragmentación del voto, que no se veía desde los tiempos de Manuel Chaves. Las líneas rojas marcadas en el Estatuto y en la lucha contra la violencia de género y el cambio climático, unidas a la campaña de miedo a la entrada de la ultraderecha que tan mal resultado ha dado a la izquierda, están detrás de los 22 puntos más de apoyo en las elecciones, y en esa apuesta por el centro ha insistido el día después de una victoria que ni el propio PP se planteaba: los últimos trackings le daban 55 escaños, pero “58 nunca se me pasó por la cabeza”, aseguraba esta mañana Moreno.

Es necesario hacer políticas “desde un carril central que incorpora a muchos sectores diversos, ese debe ser el futuro de nuestro proyecto político”, ha aseverado. Una apuesta en la línea de lo marcado por el presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, y que trasciende Andalucía; su repercusión en el partido se irá viendo en los próximos meses, en una contraposición clara a las políticas que defiende la otra ala de la formación, encabezada por la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso. Este lunes el popular ha mostrado una vez más su plena sintonía con el líder nacional del PP, asegurando que con él la campaña “ha sido muy cómoda”, puesto que “hemos tenido libertad absoluta para diseñar la campaña y elegir las candidaturas”.

Resultados de las elecciones andaluzas 2022 Resultados de las elecciones andaluzas 2022

Resultados de las elecciones andaluzas 2022 / Departamento de Infografía

El vuelco histórico en Andalucía, con la derecha sumando 72 diputados frente a los 37 de una disgregada izquierda, no puede más que leerse en esa clave nacional y así lo ha hecho Moreno, atribuyendo parte de su victoria a “una sensación de desgaste y castigo hacia Pedro Sánchez”, por sus pactos con Bildu y Esquerra o la inflación. Esta mañana, el ganador de las elecciones aún no había recibido la felicitación del presidente español. “Existe un cambio de ciclo” político en España, ha asegurado, considerando que el resultado de Andalucía “tiene un impacto directo en el Gobierno de España y la dirección del partido en Ferraz. Hoy Feijóo tiene más cerca ser presidente del Gobierno”. En la misma idea insistía desde Madrid el coordinador general del PP, Elías Bendodo, que calificaba el resultado electoral como un "paso decisivo y firme" para que Pedro Sánchez "salga de la Moncloa" y apuntaba que se ha demostrado que el PP "no tiene techo".

En diferentes entrevistas, Moreno se ha referido también a la debacle socialista, con un PSOE en el peor momento electoral de su historia. Tanto para socialistas como para las izquierdas escindidas el popular tiene un mismo diagnóstico “no han sintonizado con la sociedad”. “La izquierda tiene que hacer una reflexión, entender y resetear”, en lugar de presentar una coalición “fraccionada y dividida”.

Un Gobierno rápido

El presidente andaluz afronta ahora la conformación del nuevo Gobierno andaluz, algo que quiere hacer “rápido”. La XII legislatura se abrirá el próximo 14 de julio, fecha de constitución del Parlamento andaluz, y el PP quiere acortar al máximo los plazos para llevar el debate de investidura hasta los días 29 y 30 de julio. El objetivo es tener un equipo en agosto que ya esté trabajando para presentar en octubre los presupuestos, la razón en la que el PP había argumentado la necesidad de adelantar las elecciones.

En ese Gobierno, habrá personas “de distintas procedencias, también de Ciudadanos, que tiene personas con mucho talento”. Moreno ya había anunciado su intención de incorporar en el primer, segundo y tercer nivel de gobierno a cargos nombrados por el partido naranja y entre ellos se apunta a la consejera de Empleo, Rocío Blanco. El coordinador andaluz, Juan Marín, se autodescartaba esta misma mañana.

El presupuesto será uno de los primeros retos a abordar para preparar un 2023 que “viene con turbulencias económicas”. Pero no el único: el PP ha comprometido la congelación del canon del agua al menos durante el primer año de legislatura, una medida que supondrá dejar de ingresar 150 millones de euros. También la aprobación de un plan de ayudas para familias y pequeñas y medianas empresas, para contrarrestar el efecto que está teniendo en las economías familiares el aumento de la inflación, “uno de los graves problemas económicos que tiene ahora España”. Durante la campaña explicó su compromiso de deflactar el IRPF, para evitar que los trabajadores que tengan su sueldo ligado al IPC se vean perjudicados fiscalmente por la subida provocada por la inflación, una promesa que ha reiterado este lunes. La búsqueda de inversión extranjera y nacional o el recorte de la tasa de desempleo son otros de los compromisos que ha recordado el presidente.

“Vamos a seguir siendo un Gobierno reformista en el ámbito económico, fiscal, administrativo y social”, ha asegurado Moreno. No tendrá problemas para aprobar los cambios que quiera impulsar, pero el popular asevera que, pese a la mayoría que le garantiza tranquilidad durante cuatro años, seguirá habiendo negociación para leyes, normas e iniciativas. “Nada de imposición ni soberbia, que es lo que mata, al final, cualquier opción política”, ha apostillado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios