Deportes

Alarma con Suárez

  • No viaja a Vitoria porque se resintió de su rotura fibrilar en el gemelo que le tuvo parado parte del verano Hoy, más pruebas

Hoy se constatará si el parón fue por precaución o es algo más serio. Pero hay alarma en el seno del Unicaja por la situación de Carlos Suárez. No se puede hablar aún de recaída. El alero se ha resentido de la lesión en el gemelo que le hizo perderse una parte importante de la pretemporada y no podrá jugar este fin de semana en Vitoria. Aunque Kenan Karahodzic le relevó en el entrenamiento de ayer por la tarde, finalmente Joan Plaza optó por viajar hoy al mediodía con 11 jugadores a la capital vasca y permitir al jugador bosnio que hoy se emplee con el Clínicas Rincón, que juega contra el Palencia en la ciudad castellanoleonesa. Cabe la opción de que Karahodzic se desplace tras el encuentro del filial hasta Vitoria. Entre Palencia y la ciudad vasca hay 200 kilómetros de carretera.

Huelga recalcar la importancia que tiene Carlos Suárez en los planes de Joan Plaza, que mismamente ayer se refería al madrileño en su intervención en la Cadena Ser. "Green y Thomas son dos jugadores nuevos en la competición, apenas sin experiencia en la Euroliga. El año pasado queríamos consolidar y por eso pedíamos incorporar jugadores con historial en ACB. Ahora podemos experimentar o arriesgar algo más. Y contamos con que Suárez puede jugar perfectamente en esa posición de cuatro, como ha demostrado, y cubrir hasta que cojan más el aire de la competición", afirmaba el catalán.

A finales de agosto, Suárez sufrió una rotura de fibras en el gemelo de la pierna derecha que le mantuvo fuera de la dinámica de grupo hasta la semana previa del inicio de la competición. Pudo debutar con el equipo en el primer encuentro de la Liga Endesa ante el Morabanc Andorra y ha entrenado con normalidad esta semana hasta que el miércoles por la tarde cuando sintió una molestia en la zona afectada anteriormente.

Ayer se le realizaron distintas pruebas que confirmaron que se ha resentido de esta lesión aunque la zona presenta inflamación, por lo que hoy mismo se repetirán algunas de estas pruebas para poder determinar el tiempo de baja. Lo que es seguro es que se perderá el duelo en Vitoria.

Como bien se encargó de recordar el cuerpo médico del Unicaja era una lesión traicionera, en una zona delicada, que exigía no dar un paso en falso en la recuperación. Es por ello que se contuvo a un Suárez que pretendía jugar cuanto antes porque se sentía preparado. Tras dos semanas de trabajo ha llegado esa sensación rara en la zona. Tenía la orden de parar en cuanto sintiera alguna molestia. Y así fue. A una semana vista del inicio de la Euroliga y de los dos partidos por semana la ausencia de uno de los jugadores que vertebran al equipo de Plaza es un contratiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios