Adeslas Open, World Padel Tour

Bea, a la final por la puerta grande

  • La malagueña peleará el título después de una semifinal épica contra las primeras del ránking que duró 2 horas y 37 y fue espectacular. 

Bea González y Marta Ortega se abrazan después de sellar su pase a la final del Adeslas Open. Bea González y Marta Ortega se abrazan después de sellar su pase a la final del Adeslas Open.

Bea González y Marta Ortega se abrazan después de sellar su pase a la final del Adeslas Open. / world padel tour

La jugadora malagueña de pádel Bea González y su pareja Marta Ortega se han metido en la final del Adeslas Open del World Padel Tour, que se está celebrando en Madrid a puerta cerrada, después de un partido intenso, emocionante y repleto de calidad en la que la pareja más joven y número tres del ránking consiguió derrotar a las primeras en la clasificación  Alejandra Salazar y Ariana Sánchez en un encuentro que duró dos horas y 37 minutos y que ha tenido una repercusión enorme entre los aficionados al pádel por su emoción, intensidad y lances de calidad.

Con esta victoria en semifinales, la malagueña vuelve a meterse en una final y peleará por conseguir el Adeslas Open después de que hace pocos días se convirtiese en la jugadora más joven en ganar un torneo de categoría Open en el World Padel Tour. Falta por saber si el desgaste del demoledor partido de semifinales pasará factura a la pareja González-Ortega.

Bean González y Marta Ortega se llegaron el partido en tres sets por 4-6; 7-5 y 7-6 con un tie break final no apto para cardíacos en el que remontaron para sorprender a las primeras del ránking. El envite empezó con una muestra de igualdad de lo que sería el resto del encuentro: 47 minutos para cerrar por 4-6 el primer set. En el segundo, el cuarto juego les sirvió a la malagueña y su pareja para romper el saque y ponerse por delante, pero la dupla Salazar-Sánchez superó el mal paso y empató el set. Cambiaron de ritmo las más jóvenes del partido y supieron mantenerlo hasta el final del set para igualar un partido que ya entonces empezaba a tener tintes épicos.

El último episodio del partido arrancó con el Salazar y Sánchez tratando de dominar el juego a base de experiencia y saber hacer en los momentos igualados. Pero la jugadora malagueña y su pareja consiguieron recuperarse después de un 3-1 de inicio y apretar el acelerador hasta llevarse el envite ganando el igualado último set en el tie break. Toda una demostración de intenciones contra una pareja rival de las más potentes en el panorama internacional. La final espera el hambre de títulos de González y Ortega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios