Bea González y Marta Ortega, campeonas del Vuelve a Madrid Open de World Padel Tour Histórica Bea González

  • La paleña se convierte en la jugadora más joven en ganar un torneo Open del World Padel Tour, logro que le arrebata a su pareja Marta Ortega

  • Se impusieron a Eli Amatriaín y Patty Llaguno (5-7, 6-1 y 6-1) en la final del 'Vuelve a Madrid Open'

Marta Ortega y Bea González se abrazan tras ganar la final. Marta Ortega y Bea González se abrazan tras ganar la final.

Marta Ortega y Bea González se abrazan tras ganar la final. / world padel tour

Histórica Bea González, que a sus 18 años se convierte en la jugadora más joven en ganar un torneo de categoría Open en el World Padel Tour. No necesitó muchas balas la malagueña, que fusiló en su primera final, la del Vuelve a Madrid Open. Entró dubitativa, pero de la mano de Marta Ortega, curtida en estas alturas, se agigantó para adueñarse del partido y arrollar. Ambas arrollaron para levantarse y dieron un nivel de pádel muy alto. Acabaron imponiéndose a Eli Amatriaín y Patty Llaguno (que le habían ganado en cuartos en el Estrella Damm Open hace dos semanas) por un contundente 5-7, 6-1 y 6-1. 

No comenzó la mañana por el camino deseado, después de salvar sobre la bocina el saque de Marta, la pareja perdió el de Bea y Amatriaín y Llaguno pusieron el 1-3. La primera brecha en contra ante una pareja muy sólida, que cometía pocos fallos. Le costaba más a la malagueña y la madrileña, que se fueron hasta 17 errores no forzados. Eso marcó la primera manga inevitablemente. No obstante, se levantaron y recuperaron el break para pelear. Se igualó (4-4 y 5-5) la contienda, aunque las veteranas estaban más cómodas en la pista. Siguieron empujando y le rompieron el saque a la paleña en el punto de oro. 

El cambio de set invirtió la cuesta del partido y de qué manera. Demostraron mucha fuerza mental en su primera final Bea González y Martita, que salieron del banquillo como un ciclón. Una manga que terminó 6-1 y en la que rompieron tres veces el servicio rival. La madrileña dejó claro porqué no hace tanto era número uno del mundo. Cogió el volante del duelo y empezó a ganar puntos, levantando un muro en el lado de la pista. Se enchufó la malagueña, que ganó mucho impacto. Su pegada comenzó a hacer verdadero daño a Amatriaín y Llaguno, ahora desbordadas. 

1-1 y todo por decidir. Siguieron con puño de hierro Bea y Marta, con un ritmo altísimo de juego. A ello le sumaban una eficacia que era devastadora. Pronto se pondrían 3-0 arriba y se pararía el partido para que atendieran a Patty Llaguno. Pudo cambiar las tornas, pero se mostraron sólidas las jóvenes, que iban en moto. Le habían cambiado el signo al partido y ahora el viento venía a favor. Llegaron a salvar dos bolas de rotura y ahí ganaron mucha parte del trofeo. Con 4-1, las rivales levantaron la bandera blanca y dejaron paso a un momento histórico para el pádel malagueño. 

"No bajamos los brazos, sabíamos que cada partido es un mundo. Veníamos con muchas ganas desde el primer torneo y nos quedamos con muchas ganas después de todo", explicaba después en los micrófonos de GOL Marta Ortega, a la que piropeaba Bea González, que no era consciente del récord: "Quiero darle la enhorabuena a Marta. Esto es trabajo de día a día, no lo había pensado. Quiero dedicárselo a mi familia, seguro que lo están pasando mal en la distancia, pronto iré para allí". Hito histórico doble, ya que la madrileña también se convierte en la más joven en ganar con tres parejas distintas (antes con Ariana Sánchez y Marta Marrero). 

Punto cumbre para este ambicioso proyecto que iniciaron ambas hace unos meses. Después de algunos partidos con altibajos, en ese lógico proceso de acople y con esa filosofía de ataque, han dejado claro en esta tercera cita de la temporada que están ya para ganar. Más en un cuadro femenino donde, de momento, no hay una pareja dominadora. El número uno aún queda lejos, pero es el techo de Martita y Bea González, que, sin descubrir nada nuevo, dejó clara el inagotable talento que tiene para este deporte. Desde este 19 de julio, inolvidable para ella, ya tiene su primer título. El verdadero despegue de una carrera prometedora. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios