Atletismo

Ouasim Oumaiz, en el punto culminante del Mundial de cross de Aarhus

  • El nerjeño disputa el Mundial absoluto de cross como campeón de España

  • “Lucharé por estar lo más arriba posible, me quiero dar el mejor regalo”, admite el atleta

Ouassim Oumaiz, en un entrenamiento. Ouassim Oumaiz, en un entrenamiento.

Ouassim Oumaiz, en un entrenamiento. / @ouassimoumaiz

Son días de vino y rosas para Ouassim Oumaiz. Un nerjeño de 19 años que es la sensación del atletismo español. Soplará hoy las 20 velas en la ciudad danesa de Aarhus, a casi 3.000 kilómetros de su tierra. Por carretera es más de un día de viaje, lo que da alcance de la lejanía. “Me quiero dar el mejor regalo posible”, admite en tono bromista el corredor, que compite desde el mediodía en el Mundial absoluto de cross. La carrera senior masculina será desde las 14:00 horas en Teledeporte.

Al país nórdico llega con los galones por estrenar. Es la punta de lanza de España, siendo el líder más bisoño que nunca tuvo la expedición. El título nacional absoluto que consiguió en Cáceres hace un par de semanas es su mejor aval. “Era un objetivo, lo cumplí y entonces ahora a por más”, asegura el joven, con ambición: “Es un orgullo y me da mucha fuerza para seguir progresando en mi carrera deportiva”. El combinado español será el único que formará equipo, con cuatro o más atletas. Lo componen Hamin Ben Daoud (subcampeón nacional), Juan Antonio Chiki Pérez, Fernando Carro, y Ayad Lamdassem. En el resto del mundo, lo harán dos americanos (Estados Unidos y Canadá) y tres africanos (Uganda, Kenia y Etiopía).

“Lo afronto con muchísima ilusión y enfocado para conseguir el resultado deseado”, confiesa Ouamiz, que es consciente del calibre de la prueba, donde se bautiza en categoría absoluta: “Esta es la disciplina más difícil del fondo porque hay muchísimos africanos, pero lucharé por estar lo más arriba posible”. El gran favorito a la corona universal es Jacob Kiplimo, un año más joven que el nerjeño. Ambos trabaron buena amistad en un cross en Venta de Baños, donde acudió el ugandés. Según cuenta el corredor malagueño, se intercambiaron los teléfonos y desde entonces hay una comunicación fluida. Hoy lucharán por el cetro mundial. Entre los aspirantes también está keniano Geoffrey Kamworor, campeón de las dos últimas ediciones.

Ouassim se proclamó en diciembre subcampeón de Europa sub 20 en Holanda, es su última referencia fuera de las fronteras nacionales. Por delante, Jakob Ingebrigtsen, campeón de Europa de 1.500 y 5.000 en pista con solo 18 años. El noruego competirá en la carrera sub 20, quizá con la intención de romper una racha de victorias africanas que dura ya 35 años. Un español, Pere Casacuberta, fue el último campeón júnior no africano, en Nueva York en 1984.

El pupilo de Antonio Serrano está satisfecho con el camino hasta Dinamarca. “La preparación fue perfecta, sin contratiempos que es lo importante”, dice el nerjeño, al que le gusta meterse en una burbuja un par de días antes de la competición. Tiene trazada la carrera en su mente y sabe la clave. “Está en las cuestas, hay que dosificar fuerzas”, detalla. No se pone límites Ouassim Oumaiz, que a partir del año que viene quiere especializarse en el 1.500, una de las pruebas reinas del atletismo. “Prefiero ser más versátil”, es el argumento de un joven con un techo muy alto.

Habrá descanso tras pasar por Dinamarca, aunque ya tiene en la mente los próximos desafíos. Este verano está el Europeo sub 23, aunque no se detienen ahí los retos. “Luchará por hacer medalla”, comenta mientras también se enfoca para el Mundial de Atletismo que se celebra del 27 de septiembre al 6 de octubre: “Intentaré hacer la mínima”. Es la actitud del atleta malagueño, que hoy en Aarhus tiene uno de los puntos cumbres de su emergente y expectante carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios