Los candidatos a la Alcaldía de Málaga cierran la campaña de las elecciones municipales de 2019 Con la suerte echada

  • Concluye la campaña electoral más disputada de las últimas dos décadas

  • La gran duda radica en si habrá o no fragmentación del voto y a quien afectará más

Una mujer deposita su voto en una urna, en las elecciones generales del pasado 28 de abril. Una mujer deposita su voto en una urna, en las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Una mujer deposita su voto en una urna, en las elecciones generales del pasado 28 de abril. / Marilú Báez

Comentarios 1

La suerte está echada. Y la Alcaldía de Málaga en juego. Pudiera decirse que más que nunca en todos las elecciones municipales celebradas en la etapa democrática y, por añadidura, en las dos últimas décadas, en las que el Partido Popular, con Celia Villalobos pero sobre todo con Francisco de la Torre, dirige el timón de la ciudad. A diferencia de las citas pretéritas, en las que el actual regidor sumó tres mayorías absolutas y una victoria suficiente para mantener la vara de mando, el envite de este domingo asoma como el más disputado. Al menos en apariencia.

El desgaste de la marca popular, con una hemorragia de votos considerable en las últimas autonómicas y generales, en las que pasó a ser la segunda y la tercera fuerza en apoyos ciudadanos, respectivamente, viene a coincidir con un espacio temporal en el que el PSOE, con Daniel Pérez a la cabeza, parece estar en disposición de recoger parte del efecto positivo dejado por el fenómeno Pedro Sánchez en las elecciones del pasado 28 de abril.

La campaña electoral, propicia para la venta de mensajes cargados de buenas intenciones, deja tras de sí la certeza casi unánime de que el futuro de la Casona del Parque pasará, como ya ocurriera en 2015, por la conformación de pactos y alianzas de dos o más partidos. Un escenario de movimientos estratégicos en el que se antoja clave el posicionamiento final de formaciones secundarias como pudiera ser Ciudadanos (ya fue esencial hace cuatro años), cuyo coqueteo con el PP y el PSOE ha sido explícito, y Vox, que de mantener la pujanza de hace un mes podría convertirse en enemigo claro de las opciones de De la Torre a repetir.

Bendodo y De la Torre, ayer en un acto con los vecinos de Bailén-Miraflores. Bendodo y De la Torre, ayer en un acto con los vecinos de Bailén-Miraflores.

Bendodo y De la Torre, ayer en un acto con los vecinos de Bailén-Miraflores.

La fragmentación del electorado en bloques ideológicos, con el PP, Cs y Vox, en el ala del centro-derecha, y PSOE, Adelante Málaga y Málaga Ahora, en el centro-izquierda, marca además el devenir de cuanto ocurra tras el 26-M. Si los socialistas logran aunar en la figura de Pérez el voto de ese bloque tendrá serías opciones de, por primera vez desde el tiempo de Pedro Aparicio, alcanzar la Alcaldía.

Y en la misma medida, De la Torre necesita, y de ello deja constancia en las últimas semanas, de que su tradicional electorado, huido en las andaluzas y generales, regresen. Frente a la fuerza del "cambio" reclamada por buena parte de las siglas, la defensa de la transformación materializada. Cerrada la puerta de la campaña, no queda más que la espera.

Aunque ayer, en la última jornada, los alcaldables continuaban con su pertinaz ejercicio de convicción. El alcalde y candidato a la reelección valoró la campaña como "intensa y satisfactoria; siempre se aprende de una campaña, siempre se enriquece con el contacto, que es más intenso en esos días que los días normales de trabajo". Cuestionado por la fragmentación del voto, hizo un llamamiento al voto de otras formaciones "no solo del centro derecha, también de socialistas con una postura más moderada que ven en nuestra candidatura una garantía de continuidad del éxito de Málaga".

"No voy a defraudar a nadie", aseguró, confiando en disponer de los apoyos suficientes para "gobernar en solitario; si hay que hacer un gobierno sería de coalición y no de investidura", añadió. E insistió en su compromiso de agotar todo el mandato. "Me voy a cuidar más, haré un poco más de deporte, a lo mejor trabajo media hora menos para poder hacer algo más de deporte; mens sana in corpore sano y yo quiero tener siempre la mens sana para poder atender bien las necesidades de Málaga", apostilló.

Daniel Pérez, junto a José Luis Ruiz Espejo, en el cierre de la campaña electoral. Daniel Pérez, junto a José Luis Ruiz Espejo, en el cierre de la campaña electoral.

Daniel Pérez, junto a José Luis Ruiz Espejo, en el cierre de la campaña electoral.

Sabedor de la necesidad de movilizar hasta el último simpatizante, el cabeza de cartel del PSOE hizo un llamamiento a votar a todos los malagueños "que quieran sumarse al cambio en nuestra ciudad después de 25 años de gobierno del PP". "Nos encontramos ante una oportunidad histórica de que se produzca un cambio en Málaga", dijo, incidiendo en lo "fundamental" de que los 93.000 malagueños que votaron al PSOE en los comicios generales "hagan lo mismo", con el objetivo de “evitar la entrada de la ultraderecha de Vox".

En el marco de las propuestas concretas, Adelante Málaga planteó destinar a un plan de limpieza "a fondo" en los barrios los más de 10 millones de euros que se ahorrará con la municipalización de Limasa. "Es urgente quitar la mugre que hay en las calles y los barrios, la gente está cansada de que se le peguen los pies al suelo por tanta suciedad", detalló el candidato de la formación, Eduardo Zorrilla. En el plan diseñado, se contempla el refuerzo de los cuartelillos en los barrios, aumentando los baldeos de las aceras, la recogida de basuras y el reciclaje.

Málaga Ahora, por su parte, anunció su intención de recuperar la gestión pública en todas las áreas de servicios sociales y otras completa o parcialmente externalizadas. Así lo dijo Rosa Galindo, cabeza de cartel para las municipales, quien acusó a De la Torre de ser "incapaz de sentarse a negociar con la plantilla de bomberos" durante más de dos años.

Cassá, ayer, junto a Maite Pagazaurtundua y Guillermo Díaz. Cassá, ayer, junto a Maite Pagazaurtundua y Guillermo Díaz.

Cassá, ayer, junto a Maite Pagazaurtundua y Guillermo Díaz.

Juan Cassá, candidato de Cs, dedicó el último día de la campaña ha hablar del sacrificio cero animal y de mejorar la dotación de parques caninos, con cuatro previstos en Ciudad Jardín, Guadalmar, Campanillas y Puerto de la Torre. Asimismo, dijo que redoblará las multas por no recoger los excrementos de las mascotas en la vía pública. "Queremos una Málaga pet friendly, con fomento de la adopción internacional, con eventos y actividades para concienciar, con la posibilidad de subir mascotas al transporte público y que siga apostando por la adopción gratuita en el zoosanitario, con chipado, esterilización y prueba de ADN incluidos", dijo.

En materia de propuestas, De la Torre se comprometió a impulsar unas 4.000 viviendas protegidas (VPO) en régimen de alquiler y compra, muchas de ellas de la mano de la iniciativa privada. Para ello, prevé promover una convocatoria para que los promotores pueden acceder a parcelas municipales del sector Universidad y construir en ellas VPO de alquiler. También maneja la fórmula "de permuta por cosa futura", por la que el Ayuntamiento pone el suelo, el promotor construye y le abona el coste del suelo al Consistorio con locales o viviendas ya terminadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios