2011 Elecciones

Don Rodrigo, urna a la vista

  • Finaliza en la comarca una campaña de grisácea cromática. Al final el movimiento 15-M influye de forma inesperada, con la suspensión del mitin de Rubalcaba. Para hoy se aconsejan ejercicios reflexivos con rigor

DECIMOQUINTO día de campaña. Campaña y se acabó. Pues bien, hasta aquí hemos llegado todos. Y han llegado ellos, los candidatos. Ayer finalizó la carrera electoral en el Campo de Gibraltar. Hoy toca reflexionar y mañana acudir a las urnas, aunque sea con un voto como el que circulaba ayer por Internet, formato papeleta oficial, pero en el que, en lugar de los nombres de la candidatura elegida, se podía leer: "No cuenten conmigo para esta farsa". Las últimas dos semanas han sido intensas, para algunos frenéticas. Lo cierto es que lo ocurrido aquí en la comarca no pasará a la historia. En general la campaña ha resultado plana, con muy escasos picos de interés informativo. Las visitas de altos cargos orgánicos también han sido contadas. En el rush final incluso han repicado mensajes manidos. Ya se podían haber guardado los alcaldables una propuesta estrella para el último baile. Así no hay quien baile. Llegar a la meta tiene un punto de nostalgia y un grado de pánico. ¿Qué haremos el lunes?, desmontada la rueda que ha girado la cadencia de este mayo en el que algunos sacaron pancartas con otro mayo, el del 68.

la campaña del 15-m

En el último día de la campaña también hay que hablar del movimiento 15-M, iniciativa contestataria que ha terminado por dirigir la agenda. Era curioso observar ayer un gráfico que recorría las redes sociales y que explicaba a golpe de vista cómo las noticias relacionadas con esta experiencia se han adueñado, progresivamente, de las portadas. El 15-M no ha tenido tanto peso relativo en el Campo de Gibraltar como en otros puntos del país. Ayer hubo convocatorias en Algeciras y La Línea, con la participación de unas 200 personas en cada una. La algecireña anunciaba para anoche pernoctación en la Plaza Alta.

rubalcaba

Sin premeditación, el 15-M sí escribió ayer un importante capítulo de la campaña campogibraltareña. Alfredo Pérez Rubalcaba suspendió su mitin previsto en Algeciras para seguir el curso de los acontecimientos desde el ministerio del Interior. Parece una decisión más que razonable. La circunstancia privó al candidato socialista algecireño, Rafael España, de una foto que hoy hubiera valido su peso en oro. El acto, además, era el cierre oficial de campaña del PSOE en Cádiz. A todos pilló con el paso cambiado la cancelación. Muchos miembros de candidaturas socialistas de la comarca tenían previsto acudir a Algeciras y se quedaron sin poder hacer nada. En Málaga Trinidad Jiménez sustituyó en los carteles a Rubalcaba.

mítines

Que la campaña en la zona ha tirado a grisácea lo demuestra el hecho de que la última noche fue parca en palabras. Los mítines que se celebraron -en formato tradicional fiestero final como mandan los cánones- se pudieron auditar a vuela pluma: IU en Algeciras; PP en La Línea (con la anunciada actuación de El Mani); PP, IU y PIVG en San Roque; PP y PA en Los Barrios; y poco más. Más o menos todos salieron a la calle y en la foto, sí, pero más o menos como cualquier otro día. El de ayer era especial. No por ser el final, sino porque lo que se hizo ayer es lo que verá la gente hoy, durante sus ejercicios reflexivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios