2011 Elecciones

El PP empieza a diseñar su equipo de gobierno para la Diputación

  • Si se siguen las directrices de Arenas, serán concejales -y no alcaldes- los que ocupen los escaños de la Cámara provincial · La institución maneja un presupuesto anual de unos 270 millones de euros

A toda prisa y sin casi tiempo para digerir la victoria -aunque sí para celebrarla- el Partido Popular de Córdoba ha comenzado ya a diseñar lo que será su equipo de gobierno en la Diputación. La improvisación ha reinado en este caso en las filas populares, principalmente porque nadie en el equipo de José Antonio Nieto había previsto que les tocaría gestionar la institución provincial y, además, con mayoría absoluta.

Así las cosas, ya han comenzado a barajarse las primeras listas con los 14 concejales que formarán el grupo provincial de los populares en el Palacio de la Merced, aunque parece que el presidente provincial, José Antonio Nieto, aguardará hasta mañana para dar alguna pista o quizá la lista definitiva, tanto del que será el nuevo presidente provincial como su equipo de gobierno. El partido judicial de Córdoba aporta siete concejales populares al Plenario provincial, algunos de ellos del Ayuntamiento de la capital y otros de las localidades de la comarca del Alto Guadalquivir y de parte del Guadiato. Si no hay sorpresas de última hora, es posible que de esta terna de siete diputados provinciales salga el próximo presidente de la Diputación. Muchos son los nombres que suenan para estar entre esos siete.

 

Entre ellos podría estar alguno de los que actualmente tiene acta de diputado provincial, como es el caso de Andrés Lorite, mientras que Josefa Soto parece que se centrará en sus tareas de gobierno en el Ayuntamiento de Villaviciosa, donde será la próxima regidora y Félix Romero dependerá de si, finalmente, puede ser el alcalde de Cañete de las Torres.

 

En principio, y siguiendo las pautas que en reiteradas ocasiones ha marcado el propio presidente regional del PP, Javier Arenas, los que ocupen el puesto del alcalde en sus municipios se centrarán en su localidad y no asumirían cargos de gestión en las diputaciones, una norma no escrita que también aplican otros partidos políticos. En este 2011, esta regla tiene más vigencia que en otras ocasiones, puesto que la selección de diputados que plantee José Antonio Nieto tendrá en sus manos la responsabilidad de conducir un gigante como la Diputación cordobesa, con un presupuesto que ronda los 270 millones de euros, incluidas las empresas públicas y entes autónomos.

 

Por ello, en el caso del partido judicial de Priego de Córdoba, todo apunta a que será uno de los concejales que acompaña a María Luisa Ceballos el que ocupe ese acta, al igual que en Cabra, donde es muy posible que Fernando Priego -futuro regidor de egabrense- tenga las manos libres para decidir qué edil de esta zona electoral ocupa las filas del grupo provincial del PP, por lo que seguramente estará Adolfo Molina.

 

Un diputado aporta también el partido judicial de Aguilar de la Frontera y, si no hay sobresaltos, será un concejal de Puente Genil el que se siente en el Pleno del Palacio de la Merced, con lo que esta ciudad mantendría su cuota presencial en la institución de los últimos mandatos, aunque este que arranca ahora será el primero con presencia de los populares. En este caso no sería descartable la elección para el puesto del que ha sido candidato de los populares pontanenses, Antonio Pineda.

 

En la zona de la Vega del Guadalquivir, los populares tienen muchas opciones donde elegir, ya que le han ido bien las cosas en municipios como Posadas, Palma del Río o La Carlota, por lo que la elección del diputado provincial que le corresponde parece más abierta que en otros puntos de la provincia.

 

En el partido judicial de Lucena, la designación del diputado va a estar también condicionada a si el PP puede gobernar, o no, el Ayuntamiento de Lucena. En principio, todo apunta a que serán PSOE e IU los que manden en el Ayuntamiento lucentino, con lo que tampoco se descarta que un peso pesado de los populares lucentinos ocupe un puesto de gestión en La Merced, como Manuel Gutiérrez.

 

En el Norte, a los populares les corresponden otros dos diputados, uno por la zona de Peñarroya-Pueblonuevo y otro por Pozoblanco. En este último caso, no sería descabellado que el PP premiara la labor que ha desarrollado la alcaldesa de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, que dejará la Alcaldía el 11 de junio, mientras que en el partido judicial peñarrotense hay también varias posibilidades. Un de ellas sería la de María Isabel Cabezas, ex alcaldesa de Fuente Obejuna y que, pese a ganar las elecciones municipales el pasado domingo, podría quedarse en la oposición si fructifica el pacto entre socialistas y andalucistas.

 

La opción más fácil para José Antonio Nieto hubiera sido la de que el actual secretario general del partido en Córdoba, Federico Cabello de Alba, fuera el candidato a presidir la Diputación, si bien esta posibilidad está totalmente descartada, puesto que el PP no ha obtenido representación por el partido judicial de Montilla, por el que ha sido elegido concejal Cabello de Alba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios