2011 Elecciones

Cuando la rosa aprieta

  • Cargos y militantes socialistas destacan que la presencia de la exalcaldesa no ha servido para recuperar ni un solo voto de IU

 F. J. D.

El PSOE mira de soslayo a Rosa Aguilar después de la campaña. La repercusión de su presencia en las urnas ha sido nula y hay quien piensa que debería haber estado más visible y quien sostiene que cualquier aportación suya supone un perjuicio porque se presenta a alguien que hasta hace muy poco mantenía encarnizadas batallas con los socialistas a costa de asuntos tan espinosos como aquellos que afectaban a uno de los triunfadores de la contienda electoral, Rafael Gómez. Militantes y cargos consultados por este diario apuntaron ayer antes de la Ejecutiva provincial que es evidente que se esperaba una cierta capitalización del voto, y entre el PSOE cordobés parece clara la sensación de que ésta puede ser una piedra de toque para retos posteriores. ¿Cuáles? Ya se mira hacia la campaña autonómica del año que viene y, aunque a día de hoy parece remota la posibilidad de que ella encabece la candidatura socialista a la Junta, sí es cierto que su escaso efecto en las municipales va a ser tenido en cuenta.

La situación, no obstante, es compleja, según explican las fuentes consultadas. "Hay que contar con que Rosa Aguilar tenía en IU a una organización entera detrás suya y eso nunca ocurrirá en el PSOE". Imágenes de la exalcaldesa dándose una baño de multitudes en un mercadillo de Córdoba han sido y, posiblemente, serán imposibles. Es lo que ha ocurrido en la pasada campaña porque de haberse propuesto un baño de masas Durán hubiera pasado a un segundo plano evidente en cualquier situación. Habría que recordar además que hasta el marketing político de IU en las pasadas municipales consistía en la imagen exclusiva de Rosa Aguilar. Todo el merchandising de la coalición se resumía en la la afirmación Vota Rosa, en unos tonos rosas muy alejados de los verdes, rojos y amarillos que representan a IU. Eso en el PSOE sería imposible porque la principal e imprescindible rosa del PSOE es la que sale apretada por un puño. Lo demás se saldría de su imagen corporativa.

 

En el PSOE no hay lugar al optimismo, aunque de cara al público se intente otra cosa, pues es evidente que en estas situaciones se buscan responsables. Un cargo del PSOE hacía ayer una reflexión al hilo de la nueva situación de Rosa Aguilar y de la pérdida de votos de IU con Ocaña al frente de la candidatura: "No podemos estar contentos porque no hemos captado ni un sólo voto de Rosa Aguilar". Y es que IU ha perdido en estas elecciones alrededor de 25.000 votos y el PSOE, con la participación más elevada desde 1991, ha perdido más de 2.000. Todo ello teniendo en cuenta que IU venía de perder 15.000 sufragios en las municipales de 2007. ¿Dónde queda entonces el efecto Aguilar? ¿Cómo puede capitalizarlo el PSOE si realmente la exalcaldesa es un activo para movilizar el voto de la izquierda e incluso el de carácter populista? ¿Tiene la gente vivo el recuerdo de las polémicas entre los socialistas y Aguilar a costa de los asuntos de Rafael Gómez? El coordinador regional de IU se refirió ayer a la actitud "mercenaria" de Rosa Aguilar y apuntó que su bandazo de partido ha generado desilusión entre los votantes de IU, pero destacó precisamente lo que dicen los socialistas consultados por este diario, que, a la vista de los resultados, su presencia en el PSOE tampoco ha servido para nada. 

 

A día de hoy se puede afirmar  que el voto de Rosa Aguilar se lo ha llevado Rafael Gómez, sin contemplaciones, de una forma clara. Es un sorpaso en toda regla. ¿Quién creó el monstruo? Es significativo que el propio empresario comenzara su campaña citando a Aguilar y a Ocaña con respecto a las presuntas autorizaciones y vistos buenos que recibió del Ayuntamiento. 

 

¿Cómo queda Rosa Aguilar a partir de ahora? ¿Qué pasará tras el federal del sábado? Se la verá como un activo decisivo para recuperar terreno en Córdoba o se mira hacia ella como un fichaje con perfil de izquierdas que vino bien en un momento dado pero que en tiempos de dificultades no llegará a fajarse a fondo en la organización. No hay que olvidar que todavía no está claro si se ha afiliado al PSOE o no y que además vienen momentos en los que harán falta marineros para sacar de la profundidad pantanosa de la oposición a la que ha quedado relegado el PSOE en la capital, la Diputación y en buena parte de la provincia.

 

Pero pese a todo, para el secretario provincial del PSOE, Juan Pablo Durán, Rosa Aguilar, es una activo clave para el partido "porque quien sabe si su presencia no ha evitado que el PSOE se derrumbara, en la misma línea que en otros lugares, a dos concejales en la capital".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios