Festival Cine Málaga

Estibaliz Urresola y Kattia G. Zúñiga, dos directoras para dos Biznagas de Oro en el Festival de Málaga

Juan Antonio Vigar, director del Festival de Málaga, en la presentación del palmarés.

Juan Antonio Vigar, director del Festival de Málaga, en la presentación del palmarés. / Festival de Málaga

En los corrillos ya se comentaba, incluso antes de verla en pantalla. La Biznaga de Oro a la Mejor Película Española tenía el nombre y el número puesto. 20.000 especies de abejas, el debut en el largometraje de Estibaliz Urresola, que venía avalada por su participación en el Festival de Berlín, se ha alzado con el principal premio del Festival de Málaga (en la categoría de cine español), un galardón compartido con Las Hijas como Mejor Película Iberoamericana

Pero si se intuía este premio para 20.000 especies de abejas, era porque la propuesta de la cineasta, de las productoras y de su equipazo artístico ha cumplido expectativas, ha emocionado al jurado y al público y ha convencido ofreciendo una mirada limpia y luminosa sobre la identidad de género de una niña de ocho años. A la pequeña Sofía Otero, que apunta muchas maneras, no le ha caído premio, pero sí como Mejor Actriz de Reparto a Patricia López Arnaiz, la madre que acompaña, no sin dudas pero sí con mucho amor, al pequeño Aitor, Cocó y finalmente Lucía en su tránsito. 

"Ahora mismo la sensación es de muchísima alegría, emoción, lágrimas, risas, estamos encantadas", ha comentado Estibaliz Urresola tras conocer el palmarés. Urresola se une a la nómina de directoras que han ganado la Biznaga de Oro en las últimas ediciones, entre ellas Alauda Ruiz de Azúa con Cinco Lobitos el pasado año 2022, Pilar Palomero en 2020 con Las niñas, Elena Trapé en 2018 con Las distancias y Carla Simón en 2017 con Verano 1993

"Me parece que estamos viviendo un momento que debemos celebrar porque el cine español está incluyendo muchas miradas que no estaban en el escenario y creo que eso solo puede aportar riqueza a nuestra cinematografía, miradas ya no solo de mujeres sino también de regiones periféricas que aportan otras culturas, otros idiomas, y eso es motivo de celebración", ha agrega Urresola. 

"Siempre decimos que los premios no hacen de una película una obra mejor o peor, pero lo que sí proporcionan es mucho impulso. Ahora que estamos a las puertas del estreno en salas, salir con la Biznaga de aquí creo que va a ayudar a que la película suene más, se conozca más y pueda ir cada vez más gente a verla al cine, ojalá, para conseguir esa misión última que es provocar una reflexión o nueva mirada en torno al tema que trata", ha subrayado la cineasta. 

La actriz Patricia López Arnáiz ha destacado que "ahora mismo estamos pletóricas, radiantes, dándonos cuenta y asumiendo la información". Para ella, la felicidad ya se la había aportado este proyecto por sí mismo. "Creo si he hecho un buen trabajo ha sido por la oportunidad de hacer este proyecto de la mano de Estibaliz y su forma de trabajar, que te permite llegar a unos sitios que con otros proyectos igual no llegas. Eso ya es un premio", ha añadido. 

También el cine hecho por mujeres al otro lado del Atlántico ha sido ampliamente reconocido en el palmarés de la Sección Oficial de este 26 Festival de Málaga. Las Hijas, dirigida por Kattia G. Zúñiga, este retrato profundo de la vida adolescente, se ha alzado con la Biznaga de Oro. Y el Premio del Público se lo ha llevado  Empieza el baile, de Marina Seresesky.

Como suele ser habitual en este certamen, los premios han estado bastante repartidos y doce películas de las veinte participantes a concurso se han llevado algún reconocimiento. María Vázquez ha sido galardonada como Mejor Actriz de esta edición por su papel en Matria, de Álvaro Gago, y Alberto Ammann como Mejor Actor por Upon Entry (La llegada) dirigida por Alejandro Rojas y Juan Sebastián Vásquez. El trabajo de Jorge Marrale en Empieza el baile le ha dado la biznaga como Mejor Actor de Reparto y el chileno Matías Bize ha obtenido el premio a la mejor dirección por El castigo

Miguel Ibáñez y Elena Trapè reciben la Biznaga de Plata al Mejor Guión por Els encantats (Los encantados) y tres películas iberoamericanas ganan los galardones más técnicos. Fotografía ha sido para Serguei Saldívar Tanaka por Zapatos Rojos, Música para Pablo Mondragón por Rebelión y Montaje para Haroldo Borges y Juliano Castro por Saudade fez morada aqui dentro.

El Premio Especial del Jurado de la Crítica ha sido para Desperté con un sueño, de Pablo Solarz y como suele ser raro que el cineasta y productor Gerardo Herrero se vaya de vacío de Málaga, el jurado ha decidido otorgar a su película Bajo Terapia el Premio Especial del Jurado. 

Entre alfombras rojas y mercados, un buen balance para el director del festival

"Superados los problemas sanitarios, en este nuevo escenario en el que estamos, este festival ha sido una celebración de la vida social y de la del propio certamen y hemos recuperado plenamente nuestras tradicionales señas de identidad", ha asegura Juan Antonio Vigar, director del Festival de Málaga y ha nombrado, entre otras cosas, las alfombras rojas del Cervantes y la calle Larios y el encuentro cercano del cine con la ciudad.

"Ha sido un encuentro maravilloso para nosotros, como nunca, en el que hemos notado claramente el apoyo unánime del sector y hemos tenido una altísima asistencia de público a las salas. Las salas estaban llenas y qué mayor alegría podemos tener aquellos a los que nos apasiona el cine. Nuestra vocación es traer de nuevo al público a las salas", ha subrayado Vigar. 

También ha destacado "la enorme pujanza y dimensión de nuestra área de industria que este año ha consolidado su crecimiento exponencial que tuvimos el año pasado gracias al apoyo del ICAA, del ICEX, que han permitido que se desarrolle de manera muy amplia el mercado oficial del cine español que hemos celebrado aquí, nuestros Spanish Screenings Contents". En estos días han pasado por Málaga casi 1.700 invitados de 61 países diferentes. "Estas cifras hablan de cómo el músculo industrial ha sido fundamental en nuestro festival", ha añadido el director del certamen. 

"Hay un talento descomunal pero la industria la tenemos que seguir haciendo fuerte para crear entre todos la talentria, esa palabra inventada que supone para mí la unión entre el talento y la industria, que es lo que hará que nuestro sector crezca de manera definitiva", ha agregado. 

Respecto a los contenidos, Vigar se reitera en su lema. "Nuestra singularidad es la generalidad", dice, porque "queremos ser útiles al sector audiovisual y por eso tenemos que mostrar lo mejor que se hace en el sector". 

"Somos un festival de cine de autor aún sin serlo del todo, de comedia, aunque no únicamente, o de indagación y mundos personas, sin serlo del todo, somos un festival de directores noveles pero no solo eso, somos un festival de directores consagrados, aunque no del todo. Mientras que otros festivales apuestan por lo específico, nuestra singularidad es y seguirá siendo mientras no nos digáis lo contrario, la generalidad, la diversidad y la riqueza de contenidos", ha apuntado. 

Para concluir, como suele ser habitual, Vigar ha anunciado la próxima cita. Será del 1 al 10 de marzo de 2024. Comienza la cuenta atrás para la 27 edición. Anoten los días en sus agendas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios