Festival de Málaga. Cine en Español

Humor negro, surrealismo y crítica social se unen en '7 razones para huir'

  • Esteve Soler, Gerard Quinto y David Torras codirigen una cinta compuesta por siete historias cortas que tienen como hilo conductor provocar la reflexión del espectador

Parte del equipo de '7 razones para huir. Parte del equipo de '7 razones para huir.

Parte del equipo de '7 razones para huir. / Jorge Zapata / Efe (Málaga)

De la familia al compromiso, pasando por el trabajo, la propiedad, la solidaridad, el progreso y el orden. En torno a estos "siete pilares básicos de la sociedad judeocristiana" se articulan las historias de humor negro y tintes surrealistas que componen 7 razones para huir, la cinta con la que los directores Esteve Soler, Gerard Quinto y David Torras han participado en la Sección Oficial a concurso del Festival de Málaga.

Un nutrido reparto en el que figuran Emma Suárez, Sergi López, Lola Dueñas, Francesc Orella, David Verdaguer, Pepe Viyuela, Aina Clotet y Nuria Gago dan forma a estas narraciones independientes que tienen como hilo conductor la provocación. "Queríamos generar un debate, coger la comedia, romperla e introducir elementos de terror con los que crear una distancia y de esa distancia crítica generar reflexión y debate en el espectador", explican los directores. 

A la limón, unos más volcados en el aspecto actoral, otros en el formal, los tres cineastas dirigieron todos los capítulos del largometraje. "Discutimos y consensuamos todas las decisiones", apuntan y destacan que las partes son de diez minutos cada una, "la misma duración que las piezas teatrales, un formato que hacía la cinta muy fluida", destacan. 

"La mejor manera para tomarse las cosas en serio es el humor", considera David Verdaguer, que acompaña a Nuria Gago en la historia de cierre. "Es un disfrute hacer algo tan disparatado, romper la realidad y poder jugar", indica la actriz. También apunta que "pudimos ensayar las escenas enteras, hacer todo el viaje, como en el teatro, y eso facilitó mucho el trabajo". 

Unos padres que nunca quisieron tener un hijo y dos décadas después deciden acabar con él, una pareja bien situada que tiene a un centenar de chinos fabricando ropa en el subsuelo de su vestidor, una casa que se vende con el cadáver del antiguo dueño, que se suicidó cuando iba a ser desahuciado por no poder pagar la hipoteca, o un niño negro de un anuncio sobre el hambre que salta de la tele, son algunas de las escenas del filme que hablan de la costumbre tan bien establecida en esta sociedad de mirar para otro lado

"Te pueden gustar o no las historias pero de alguna manera te golpean y te hacen preguntas interesantes"

"Es una actitud muy común ver los problemas y no hacer nada, mejor uno no se amarga la cena y cambia de canal, es algo que hacemos todos pero que tiene sus responsabilidades", indica Gerard Quinto. Y Esteve Soler señala que aunque cada uno de los directores afronte la sociedad desde un punto de vista "nos une un ánimo reivindicativo, la necesidad de ver un cambio".  

"No siempre te encuentras con lugares nuevos por explorar y eso es muy gratificante. Te pueden gustar o no las historias, pero de alguna manera te golpean y te hacen preguntas interesantes", considera la actriz Aina Clotet. "Este es un humor difícil de encontrar e igual no todo el mundo lo entiende, como la vida misma", agrega Sergi López

El 5 de abril llegará la cinta a los cines españoles y esperan que su paso por Málaga les ayude a tener una mayor visibilidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios