La farola

Un paseo familiar de domingo descubre las pinturas rupestres más antiguas de Antequera

  • Un asentamiento anterior a los dólmenes de Viera, Menga y El Romeral y que pertenecen al Paleolítico, la historia del hallazgo, difundida por el programa radiofónico 'La Rosa de los Vientos'

  • Ir a la noticia: ¿Masones en el paraíso del níspero?

Vistas de la peña de Los Enamorados en Antequera.

Vistas de la peña de Los Enamorados en Antequera. / Sergio Camacho

Un domingo cualquiera, una familia especialmente interesada en el patrimonio histórico de la provincia, una ruta de senderismo en torno a la localidad de Antequera y una pequeña corazonada. Juan Ramón Veredas, profesor música, y su familia descubrieron restos óseos que parecían una mandíbula. Cuando contactaron con el arqueólogo municipal de Antequera, Manuel Romero, las sospechas de esta familia empezaron a tomar cuerpo y cuando los trabajos arqueológicos (que aún se realizan y mantienen el punto del hallazgo en secreto) avanzaron un poco y se descubrieron signos pictóricos, lo que parecía una feliz coincidencia se transformó en un hallazgo de primer orden: eran los restos del asentamiento humano más antiguo de Antequera, localidad de la provincia de Málaga que cuenta con una gran colección de tesoros del Neolítico entre los que se encuentran sus tres famosos y espectaculares dólmenes.

Veredas contó cómo fue la experiencia de encontrar el hilo que ha proporcionado un nuevo e importante yacimiento en el programa de Onda Cero La Rosa de los Vientos. En él, el senderista reconoce que el lugar en el que lo encontraron era un punto especial para la familia y que el hecho de que una de las aficiones familiares fuese la historia y la arqueología fue clave en la identificación de lo que ha terminado por ser un punto de conexión prehistórica único que puede arrojar bastante conocimiento en lo referente a la vida de los humanos en este punto de la península ibérica en periodos anteriores al Neolítico.

"Dimos unos restos óseos en superficie, fotografiamos esos restos óseos y le hicimos llegar las fotografías a Manuel Romero, arqueólogo municipal. Observamos que en las formaciones geológicas había unas ciertas manchas. Recientemente habíamos estado en la cueva de Ardales y nos llamaron la atención esas manchas rojizas en una zona muy concreta. Nos llamaron la atención a todos, cuando Manuel Romero pudo ir y verlo, también se unió a las sospechas", reconoció a Silvia Casasola el vecino que también apuntó que el lugar era una zona en la que solían pasear y que tenía "un pálpito" en torno al sitio.

Ahora, este peculiar hallazgo se une al patrimonio histórico de la provincia y ya ha sido declarado Bien de Interés Cultura (BIC). La zona está siendo estudiada y es posible que no sólo genere certezas, si no también preguntas. En cualquier caso, es otra muestra de la riqueza del terreno que hoy ocupa la provincia de Málaga en la vida prehistórica en la península ibérica. "se consolidan todas las teorías existentes como que la provincia de Málaga es un lugar único en lo que significa el Paleolítico dentro de la Europa Continental. Además, Antequera vuelve a ser, hoy más que nunca, ciudad milenaria", explicaba Manuel Barón, alcalde de Antequera en la presentación del hallazgo en el mes de mayo. 

El entorno de la peña de Los Enamorados en Antequera tiene un pasado peculiar: hace varios miles de años todo ese terreno tenía como protagonista el agua, algo que unido a las particularidades del terreno y el buen número de refugios naturales en él, hacían de estos parajes lugares propicios para los primitivos asentamientos humanos. El encuentro, relativamente casual, de estos restos potencia las capacidades de conocimiento en torno a la evolución humana y sitúa la zona entre las más importantes del continente en este punto de la historia. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios