Málaga

El Ayuntamiento de Málaga amenaza con “medidas drásticas” contra las empresas de patinetes eléctricos

  • Plantea multas y eliminar zonas de estacionamiento si hay patinetes tirados en las calles

Dos policías locales observan unos patinetes en la calle Dos policías locales observan unos patinetes en la calle

Dos policías locales observan unos patinetes en la calle / Javier Albiñana (Málaga)

El Ayuntamiento de Málaga amenaza con tomar “medidas drásticas” contra las empresas que dan el servicio de patinete eléctrico en la capital si éstas “no se implican más” en aspectos relacionados con el estacionamiento de los vehículos o en su utilización por diversas partes de la ciudad. Entre esas medidas están poner multas y eliminar las zonas de estacionamiento público que se habilitaron hace apenas unos meses en varias zonas de la capital.

El concejal de Movilidad, José del Río, fue ayer bastante claro al hablar con este diario sobre esta materia: “El Ayuntamiento de Málaga y la Policía Local se van a poner muy duros con las empresas de patinetes”. El concejal afirmó que “no estamos contentos con la forma en que están trabajando estas compañías en Málaga y vamos a endurecer tanto el alquiler de los aparatos como el uso del espacio público”, adelantando que han convocado una reunión la próxima semana con los responsables de las empresas para “que se impliquen más”.

“No se está cumpliendo lo que pedimos de que se aparquen los patinetes en las zonas de estacionamiento que pusimos y seguimos viendo muchos tirados por las aceras”, denunció Del Río, quien reclamó a las compañías que pongan algún tipo de alarma en los aparatos para que, en caso de ser depositado en una acera, se dé un aviso a la central y sea recogido en un corto espacio de tiempo para llevarlo al aparcamiento fijado. Si no cumplen con esta exigencia, Del Río aseguró que se plantean eliminar los estacionamientos previamente establecidos y que estas empresas busquen estacionamientos privados. “Ahora hay un suelo público a disposición de empresas privadas y, aunque estamos en la línea de la colaboración porque entendemos que es un transporte sostenible, hay que restringir que se sigan viendo los patinetes tirados en las aceras”, insistió.

Del Río hizo hincapié en que el objetivo es “proteger al peatón” y criticó que éstos tengan que pasear por algunas calles con “inseguridad” y temor a ser atropellados. “Las empresas se tienen que implicar de verdad para que los malagueños puedan ir tranquilos por la ciudad”, recalcó el concejal de Movilidad y recordó que, de la decena de firmas que prestan el servicio, solo cuatro tienen instalados un limitador de velocidad cuando se aproximan a zonas excluidas del tráfico como el centro histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios