Málaga

El Ayuntamiento de Málaga asume la compra y el cambio del ascensor del Victoria Kent

  • Luis Verde confirma a los padres y a la dirección del centro la decisión, pero apunta que no estará operativo antes de cuatro meses

Imagen del ascensor averiado en el colegio Victoria Kent. Imagen del ascensor averiado en el colegio Victoria Kent.

Imagen del ascensor averiado en el colegio Victoria Kent.

No será la Junta de Andalucía, a pesar de tener las competencias en la materia, la que asuma el coste de sustitución del ascensor averiado desde hace un mes en el colegio Victoria Kent. Será el Ayuntamiento de Málaga. Así lo confirmó ayer a este periódico el concejal del distrito de Carretera de Cádiz, Luis Verde, tras informar previamente a la dirección del centro educativo y a los padres de los alumnos de la decisión finalmente adoptada.

De acuerdo con las explicaciones del edil, la opción puesta sobre la mesa debe permitir llevar a cabo una especie de "permuta", de manera que el Consistorio costee la sustitución de la maquinaria a cambio de que la Administración regional realice ciertas obras en colegios de la ciudad. Un aspecto que, por lo que el propio edil admite, no está aún detallado.

"Definitivamente vamos a asumir el cambio del ascensor", dijo Verde, que llegó a precisar que ya se ha realizado el encargo para el suministro del dispositivo. No obstante, a tenor de lo expuesto, los alumnos del colegio tendrán que esperar aún unos cuatro meses para poder disfrutar del mismo. Según comentó, este es el tiempo que se espera transcurra desde el momento en que se hace el pedido y el día en que entre en funcionamiento el ascensor.

Para facilitar la situación de los estudiantes con problemas de movilidad, ayer el distrito colaboró con el colegio en el traslado a la planta baja de las aulas afectadas. La previsión es que en un par de meses o un poco más el ascensor ya esté en manos del Ayuntamiento, momento a partir del cual se tendrán que realizar las obras necesarias para la retirada del dispositivo averiado. El coste estimado ronda los 40.000 euros, aunque como bien señaló el concejal es probable que la cantidad aumente ante la necesidad de ejecutar ciertas obras de adaptación.

La polémica del ascensor del Victoria Kent deja entrever una diferencia de criterio evidente en en el seno del equipo de gobierno municipal. Porque mientras Verde ha avanzado en la línea de que sea el Ayuntamiento el que asuma el coste, la concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, fue tajante desde el minuto uno, asegurando que tenía que ser la Junta la que afrontase este coste.

"Es una reliquia de hace 40 años", llegó a decir Porras, indicando que la empresa encargada del mantenimiento del dispositivo insistía en que "hay que poner uno nuevo". El Consistorio, incluso, realizó una petición formal a Educación para que cambiase el ascensor. Frente a esta reclamación, la Administración regional insistió en que fuese reparado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios