Municipal

El Ayuntamiento de Málaga quiere sacar al mercado suelos propios para paliar el déficit de oficinas

  • Urbanismo busca parcelas finalistas para desarrollarlas de manera directa o previa venta a privados 

  • Da un paso adelante para generar del orden de 25.000 metros de techo para este uso empresarial

Vista aérea de la parcela junto a Tabacalera, donde el Ayuntamiento quiere oficinas. Vista aérea de la parcela junto a Tabacalera, donde el Ayuntamiento quiere oficinas.

Vista aérea de la parcela junto a Tabacalera, donde el Ayuntamiento quiere oficinas. / (Málaga)

El Ayuntamiento de Málaga da un paso al frente ante la importante demanda de edificios de oficinas que existe en la capital de la Costa del Sol. Y lo hace queriendo asumir un papel protagonista. Para ello, la Gerencia de Urbanismo busca entre los suelos de su propiedad aquellos que podría poner en el mercado de manera inmediata con el objetivo de responder a esta ya elevada necesidad empresarial, constatada en los últimos años por numerosos analistas y consultores.

La pretensión del departamento encabezado por el edil Raúl López es la de disponer de parcelas con las que sumar una edificabilidad próxima a los 25.000 metros cuadrados. El concejal confirmó este movimiento estratégico y la petición que ha realizado a los departamentos de Patrimonio y Planeamiento para que chequee la bolsa de suelos municipales, en concreto de aquellos que tengan carácter finalista, es decir, que cuenten con toda la tramitación urbanística completa.

Será en ese momento, que podría alargarse una dos o tres semanas, cuando se tomará la determinación sobre el procedimiento a seguir. Es decir, si de manera directa es el Ayuntamiento el que asume el desarrollo de los emplazamientos para su posterior alquiler a empresas o si opta por la puesta en el mercado de las parcelas mediante la fórmula de venta o concesión, de manera que el adjudicatario, a cambio de ejecutar el complejo, pueda explotarlo durante una serie de años.

"La idea es sobre un mismo modelo buscar varias parcelas iguales; viendo que hay interés de promotores he pedido a Patrimonio y Planeamiento que busquen varias parcelas con diferentes localizaciones en la idea de sacar al mercado varias opciones de manera casi continuada", vino a señalar el edil del PP.

López admite que de concluir satisfactoriamente el análisis se manejaría la opción de una especie de “mix” de manera que el Consistorio pueda impulsar de manera directa alguno los proyectos, manejando de ese modo una cartera propia que poner a disposición de algún grupo empresarial que quiera estar en la ciudad. Las otras pastillas sí serán de carácter más privado.

A falta de una mayor concreción, lo que sí es claro es que de este listado de parcelas forma parte un espacio localizado junto a Tabacalera, antiguas instalaciones fabriles que acoge en la actualidad parte de los usos administrativos municipales, la sede del Polo Digital, el Museo Ruso de San Petersburgo y el Museo del Automóvil, entre otros.

Esta parcela viene despertando el interés de grupos de inversión desde hace varios años, sin que por el momento el Ayuntamiento se haya decidido en relación al camino a seguir. Sobre el particular, el concejal de Ordenación del Territorio, admitió que sigue recibiendo la petición de información por parte de empresas que quieren conocer el punto en que se encuentra esta iniciativa. "Estamos viendo el interés de muchos, recibiendo a mucha gente que muestra su intención de ejecutar o que expresa su interés en conocer la situación", explicó a Málaga Hoy.

A la inversa, el Consistorio pregunta a estos grupos sobre el tipo de actuación que contemplan y la calidad arquitectónica de la misma. Porque una de las exigencias que tiene el Ejecutivo local sobre esta parcela está relacionada con el diseño del inmueble que se quiera levantar a futuro, que quiere sea de un elevada calidad.

Cabe recordar que este espacio fue contemplado en su día por el alcalde, Francisco de la Torre, como uno de los posibles emplazamientos para la sede de la Agencia del Medicamento. Es la misma parcela que fue vendida en subasta (fallida finalmente) para la construcción de un hotel de 230 habitaciones. El Consistorio llegó a encargar y a disponer de un proyecto que permitiría la ejecución de un inmueble destinado principalmente a oficinas, así como de locales comerciales, con once plantas.

Tres de ellas reservadas a plazas de aparcamiento (7.662 metros cuadrados); planta baja y primer nivel a uso comercial, y las restantes seis plantas a oficinas. El presupuesto de la actuación oscilaba en los cálculos municipales entre los 8,9 millones de la propuesta más económica (para una edificabilidad total de 7.229 metros cuadrados –sin parking–) y los 10,2 millones de la más onerosa, para un inmueble de 8.798 metros de techo –sin parking–.

El plan municipal encaja en un escenario temporal en el que la diferencia entre la oferta de espacios terciarios y la demanda es clara. La última aproximación teórica, realizada por la consultora Savills Aguirre Newman hace apenas una semana definía a las claras la situación. De acuerdo con sus estimaciones, la demanda inmediata requiere de alrededor de 50.000 metros de techo en el plazo de unos dos años.

Un periodo de tiempo que queda ampliamente superado por los proyectos que se pretenden activar en el medio plazo, caso del complejo que el Puerto quiere impulsar en Muelle Heredia (26.500 metros de techo) y que en el mejor de los caso no estaría concluido hasta 2024, o de la apuesta del alcalde, Francisco de la Torre, por convertir los antiguos suelos de Repsol en la 'city' empresarial de la capital, destinando principalmente a terciario buena parte del aprovechamiento que ahora está contemplado para viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios