Movilidad

Colectivos de personas con discapacidad alzan la voz contra los patinetes mal aparcados

  • La Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible advierte del obstáculo que suponen sobre todo para las personas con visión reducida

Dos usuarios de patinetes eléctricos en alquiler, en la calle Alcazabilla. Dos usuarios de patinetes eléctricos en alquiler, en la calle Alcazabilla.

Dos usuarios de patinetes eléctricos en alquiler, en la calle Alcazabilla. / Javier Albiñana

El fenómeno de los patinetes eléctricos en alquiler, hasta el momento con cuatro empresas privadas ya asentadas en Málaga capital, sigue siendo objeto de controversia. A las voces críticas de los vecinos del casco antiguo, que vuelven a reclamar acciones contundentes al Ayuntamiento, se suman ahora la de asociaciones de personas con discapacidad, que denuncian el perjuicio que provoca el aparcamiento irregular de estos vehículos en las aceras y otros espacios públicos.

"Nos preocupa sobre todo para las personas con visión reducida, que son incapaces de percibir obstáculos inesperados de tamaño reducido", expuso el coordinador de la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible, Alfredo de Pablos. El representante de esta entidad, que agrupa a 78 colectivos, incidió en que el estacionamiento de estos vehículos de movilidad personal (VMP) reducen las franjas de paso de las que disponen las personas que van en sillas de rueda. "Nos dificultan la movilidad", dijo.

Asimismo, De Pablos hizo referencia al "peligro" que supone para todos los peatones el funcionamiento de estos artilugios, dada la ausencia de una regulación clara, aunque de manera especial "para mayores, niños, personas sordas (esperan que se aparten por el ruido o los timbres) y visión reducida sin bastón".

De Pablos denuncia la "incapacidad" del Ayuntamiento para "hacer cumplir las ordenanzas"

Ante esta situación, la agrupación se quejó de la "incapacidad" de las áreas municipales competentes para "hacer cumplir las ordenanzas existentes", así como de la "lentitud de reacción" ante fenómenos nuevos como son los vehículos de movilidad personal y "el abandono en vía pública". "Bajo el paraguas de smart city no cabe cualquier idea peregrina que por tener acoplada cualquier nueva tecnología afecte a la confortabilidad y seguridad de los vecinos”, sentenció De Pablos.

La línea argumental de este colectivo viene a coincidir con la que en los últimos meses expresa la Asociación de Vecinos Centro Antiguo. Ayer mismo, su vicepresidente, Alejandro Villén, criticó que la explotación de los patinetes eléctricos en régimen de alquiler se haga "a costa del espacio público, viniendo a congestionar aún más unas calles y zonas peatonales que ya se encuentran congestionadas". Y todo ello, "sin cumplir las normas de circulación y el uso de las calles peatonales, y sin que haya nadie que lo impida".

Los residentes del casco antiguo llegan a calificar de "cínica" la postura que en este asunto está manteniendo el Ayuntamiento, al que acusaron de "renunciar a sus responsabilidades". "El primer paso al que obliga la ley al Ayuntamiento es poner fin a la ocupación ilegal y sancionar cada una de las infracciones, cada uno de los patinetes estacionados en edificios históricos y entornos protegidos, en cada acera y en cualquier espacio público", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios