Málaga

Desescalada Málaga: La Feria de Agosto, cancelada

  • El Ayuntamiento de la capital toma la decisión tras la recomendación de la Junta

  • Organizará actividades culturales y musicales, en espacios con aforo limitado, para reactivar los negocios de hostelería

Paseo de caballos en Cortijo de Torres, en la feria del año pasado. Paseo de caballos en Cortijo de Torres, en la feria del año pasado.

Paseo de caballos en Cortijo de Torres, en la feria del año pasado.

Málaga se queda sin Feria de Agosto. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus da al traste con uno de los grandes eventos sociales de la capital de la Costa del Sol, capaz de aglutinar del orden de seis millones de visitas y con un movimiento económico superior a los 60 millones de euros. El Ayuntamiento de la capital, tras semanas demorando la decisión, anunció ayer lo que parecía evidente desde que el COVID-19 hizo su presencia y se extendió por todo el país dejando miles de muertes a su paso. La falta de una vacuna y la obligación de mantener una distancia mínima de dos metros abocaban irremediablemente los festejos de la capital de la Costa del Sol a su anulación.

El fallo final se produce, eso sí, sólo después de que la Junta de Andalucía pidiese formalmente en la jornada del martes a los alcaldes que denegasen las autorizaciones para celebrar cualquier festividad o verbena en los meses de verano. Horas antes fue el alcalde de Almería el que hacía lo propio e informaba de que sus festejos, también fijados para agosto, quedaban suspendidos. Ante la contundencia del mensaje, la capacidad de maniobra de Málaga quedaba anulada.

Primero fue el alcalde, Francisco de la Torre, en el programa de Canal Sur Televisión Hoy en Día; después la concejala de Fiestas, Teresa Porras, y finalmente, el Ayuntamiento por medio de un comunicado oficial. Toca esperar a la edición de 2021, sin que pueda descartarse que la "nueva normalidad" de la que habla el Gobierno central obligue a adoptar ciertas medidas de prudencia en ese momento.

El regidor defendió la necesidad de "evitar aglomeraciones de gente apretada; mientras exista el virus no es en absoluto recomendable". "No podemos crear y estimular que haya concentración de gente cuando estamos pidiendo a la gente que esté a dos metros de distancia (…) Hay que ser proactivos para que nuestros números sanitarios, que son magníficos, lleguen a cero y ser un territorio libre de virus", apostilló.

El Consistorio cierra este año la puerta a la Feria tal y como se entiende la de Málaga, con millones de visitantes, con las calles del Centro histórico repletas, y abre un escenario alternativo que permita la celebración de actividades culturales y, sobre todo, musicales en los meses de julio y agosto. "Algunas encajarían en lo que es tradicional en agosto, en espacios abiertos y que ayude a reactivar el tejido económico y de restauración en el conjunto de la ciudad", defendió el alcalde.

Una alternativa que, como poco, mantenga viva la urbe y el consumo en los bares y restaurantes, negocios especialmente dañados por el coronavirus (han permanecido cerrados durante dos meses y medio y ahora están activos de manera parcial) y particularmente damnificados por la cancelación de la Feria.

Porras defendió el proceder seguido por el Ejecutivo local en este asunto. "Siempre dijimos que íbamos a acatar las recomendaciones sanitarias; la Junta se ha adelantado porque el Gobierno va siempre por detrás", afirmó, indicando que ya se estaba trabajando en la línea de acción que ahora se va a seguir. Es decir, dado que "no va a haber la Feria como la que hemos vivido toda la vida", se opta por organizar actuaciones musicales y culturales, como exposiciones de carteles, en diferentes espacios de la ciudad.

De manera precisa, la edil habló del Auditorio de Cortijo de Torres pero también más allá, mencionando Gibralfaro. "Estamos planificando esos espacios, que estarán debidamente acotados y con aforo", insistió, subrayando la necesidad de mover la economía local.

Y a modo de mensaje a los portavoces municipales del PSOE, Daniel Pérez, y Adelante, Eduardo Zorrilla, les espetó que a diferencia de lo que hacen sus dos partidos al frente del Gobierno central, el Ayuntamiento de Málaga "sí cumple las recomendaciones sanitarias". Algo que, a su juicio, no hizo el Ejecutivo de Pedro Sánchez cuando ignoró la recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para que no celebrase el 8-M.

El Ayuntamiento anuncia que destinará a acción social el dinero previsto para los festejos

Precisamente, uno de los aludidos por Porras, Eduardo Zorrilla, cuestionó que haya sido la Junta la que haya venido "a enmendarle la plana al alcalde imponiendo cordura en este asunto". "Frente a la conducta inconsciente de la concejala Porras, respaldada por el alcalde, se impone convocar una mesa de trabajo donde participen todos los agentes implicados en la feria (feriantes, peñas, hosteleros, etc), y también los grupos municipales para consensuar un nuevo modelo", dijo.

De acuerdo con la comunicación remitida por el Ayuntamiento, todos los gastos inicialmente reservados para las ferias de los distritos y la principal de la ciudad irán ahora a acción social. Y ello, a priori, toca de lleno a los contratos que en las últimas semanas había activado, caso de los fuegos artificiales del día de inauguración (40.650 euros); los espectáculos musicales (592.756 euros), la instalación de toldos en Cortijo de Torres (304.538 euros) y los trabajos de señalización y baldamiento de los aparcamientos y los accesos al recinto ferial (130.000 euros). Esto es, más de un millón de euros.

Lo sucedido con la Feria de Agosto tiene antecedentes temporales en otros eventos de la ciudad que, debido al COVID-19, tuvieron que ser suspendidos o aplazados en el tiempo. Y el listado es amplio. A modo de ejemplo. El pasado 10 de marzo el Ayuntamiento decidió posponer a nueva fecha la celebración del Festival de Cine Español, y el 14 de ese mismo mes, en coordinación con las cofradías y el Obispado, se adoptó la determinación de cancelar las procesiones de Semana Santa. El 18 de mayo se anunció la anulación de las fiestas marineras con motivo de la Virgen del Carmen y otros eventos, y el pasado día 21 de mayo se hizo lo propio con las actividades de la Noche de San Juan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios