Málaga

Estudian modificar la normativa de quioscos para vendan otros productos

  • Máquinas expendedoras, venta ambulante o patatas asadas, entre las opciones barajadas por el Ayuntamiento

Productos de un quiosco en el Paseo de Reding. Productos de un quiosco en el Paseo de Reding.

Productos de un quiosco en el Paseo de Reding. / Javier albiñana

Ante la bajada de las ventas de los periódicos y la competencia de bazares y estancos, el quiosco malagueño busca reinventarse. A petición de la Asociación de Quiosqueros y Vendedores de Prensa de Málaga y Provincia (Akima), el Ayuntamiento estudia una modificación de la ordenanza municipal que regula estos negocios para que puedan vender otros tipos de productos, siempre sin dejar de lado el servicio público de la venta de prensa. Según precisó ayer el presidente de Akima en rueda de prensa, Jerónimo Núñez, esta iniciativa buscaría "obtener nuevos ingresos" y aseguró que está motivada por la competencia con otros establecimientos como los estancos "que le han permitido vender todo tipo de productos".

Entra las opciones adelantadas, Núñez mostró un ejemplo de quiosco totalmente automatizado y que funciona con máquinas expendedoras durante las 24 horas del día pero que tendrían que ser autorizados "según la zona". Otro producto propuesto que podría venderse próximamente en los quioscos son las patatas asadas, con hornos dispuestos en horario vespertino y que "lo único que gasta es luz". Según la normativa actual, los quioscos únicamente pueden estar destinados a la "venta de prensa en general, caramelos y frutos secos, flores, masa frita, artesanías, y loterías".

La concejala de Promoción Empresarial y Fomento del Empleo, Elisa Pérez de Siles, confirmó que están intentando incorporar al catálogo de los quioscos "productos de venta ambulante en Ferias, verbenas y romerías", indicando que para conseguir este fin "exige una revisión de la ordenanza que se está estudiando teniendo en cuenta que los quiosqueros responden a una problemática de la bajada de la venta de periódicos físicos. "Plantean una serie de complementos para la explotación económica y hablamos una revisión de la ordenanza", matizó.

El motivo de la rueda de prensa convocada ayer era la oferta de 39 licencias de explotación para quioscos de la ciudad, siendo tres de ellas de nueva creación en la avenida Jorge Luis Borges, calle Pilar y en calle Franz Kafka.

Pérez de Siles destacó que esta convocatoria de licencias, que comienza hoy con su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, "no se abría desde hace tres años" y que ha requerido "un trabajo administrativo arduo y tedioso" para actualizar los quioscos que están en regla y extinguir aquellos que no desarrollaban el servicio desde hace años.

Los interesados deben presentar una solicitud al Área de Promoción Empresarial durante el plazo de tres meses. Durante este tiempo, el nuevo titular deberá llegar a un acuerdo con el anterior titular del módulo del quiosco. En el caso de que no se produzca, será el antiguo titular quien retirará su negocio para dar la oportunidad al nuevo concesionario. Las licencias son de duración anual y renovables hasta el año 2031.

Nuñez indicó que Málaga es la ciudad "con más quioscos por habitante de toda España", disponiendo de más de 400. No obstante, lamentó que 80 de los negocios permanecen cerrados "por jubilación o enfermedad", perjudicando a algunos barrios como La Luz, Palma-Palmilla o Camino Suárez "donde no puedes comprar un periódico porque están todos cerrados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios