Málaga

Expertos destacan el potencial de los pisos en alquiler como nicho de inversión

  • La consultora CBRE pone en evidencia la escasez de la oferta frente a una elevada demanda y anima a los promotores a intervenir

Imagen de archivo de una vivienda en alquiler. Imagen de archivo de una vivienda en alquiler.

Imagen de archivo de una vivienda en alquiler. / javier albiñana

La creciente demanda y el alza de los precios del alquiler en Málaga capital han acabado por convertir este sector de mercado residencial en un nicho de inversión de elevado interés. Y a pesar de ello sigue estando escasamente explorado por los promotores. Así lo constata en su último informe la consultora CBRE, cuyos expertos subrayan el potencial de este campo de acción, al punto de 'invitar' a los empresarios a dar el paso en el sentido de impulsar proyectos de nuevo cuño con los que cubrir parcialmente la escasez de oferta.

"Hay un mercado de auge que es el del alquiler", dijo de manera concluyente Rosa Madrid, directora regional de CBRE en Andalucía, llegando a hacer un llamamiento tanto a los promotores como a las administraciones públicas "para poner en carga viviendas en alquiler". Un dato sirve de base para tomar en consideración el potencial real de este sector. "El 26% de las familias en España viven ya en alquiler", sostuvo, destacando además que, de acuerdo con las estadísticas del portal inmobiliario Idealista, el crecimiento de las rentas en la capital desde 2013 en adelante es de un 40%. "Es un buen mercado para invertir", apostilló.

En esta misma línea, el responsanble de Residencial y Suelo de la consultora en la región, Ramiro Romero, confirma la existencia de "muchos actores que ya miran este campo como una posibilidad de inversión". "En Málaga hay mucha dificultad para encontrar vivienda en renta hay un nicho importante para los promotores", confirmó.

La tendencia al alquiler es creciente entre las familias que necesitan acceder a una vivienda. Sobre el particular, según el dato aportado por Álvaro Martín, el responsable de Research de CBRE, unas 850.000 familias "han entrado en los últimos diez años en el mercado de alquiler". "Hay oportunidades para promotores por el comportamiento de la demanda", insistió, señalando que en la capital el esfuerzo que supone el pago del alquiler para una fanilia con una renta media es del 30% en la capital, por encima de otras grandes urbes como Madrid o Sevilla. Frente a este parámetro, las estadísticas indican que el pago de una hipoteca para la compra de un piso en Andalucía exige del orden del 24% de los ingresos medios de una familia. A pesar de ello, este experto estimó que la tendencia para los próximos años será favorable al arrendamiento.

"En Málaga hay mucha demanda y la previsión es que los promotores y los fondos de inversión entren más en este tipo de mercado porque hay una demanda no satisfecha", sostuvo. Preguntado por la incidencia que la vivienda turística tiene actualmente en el crecimiento del precio del alquiler en la capital de la Costa del Sol, Martín fue claro: "no creemos que en Málaga el impacto sea importante, aunque hay que estar atentos". Según expuso, el comportamiento en la ciudad difiere de lo ocurrido en otras urbes como Madrid y Barcelona, en cuyos distritos centrales los estudios sí indican "una relación directa".

El último informe residencial de CBRE vuelve a constatar el buen momento del mercado en Málaga, con un incremento continuado pero moderado de los precios de la vivienda, que llegó a ser de hasta un 12% a mediados del presente ejercicio en la capital de la Costa del Sol, y la constatación de que queda un largo camino por recorrer para poder satisfacer la demanda existente.

Sobre este último aspecto, los responsables del estudio incidieron en que si bien se observan "signos de recuperación" (con un crecimiento cercano al 50% de media respecto a 2014), los niveles de producción "son todavía muy moderados", con un volumen de 3.056 viviendas nuevas hasta el pasado julio. Y ello de un conjunto global de unas 32.000 transacciones.

"Vivimos un mercado de más de demanda que oferta", destacó Madrid, quien señaló que esto es especialmente apreciable en Málaga ciudad, donde la falta de oferta provoca "una presión al alza", con un valor medio de 1.500 euros el metro cuadrado. A su juicio, el tirón empresarial existente en la capital provoca un aumento del interés residencial. Cara al final del ejercicio, prevé que la cifra de viviendas visadas ronde las 8.000, "lejos de los niveles precisis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios