Málaga

Incendio en Sierra Bermeja: Más de 3.500 hectáreas quemadas y aún queda controlar y extinguir las llamas

Tareas de extinción en el incendio en Sierra Bermeja.

Tareas de extinción en el incendio en Sierra Bermeja. / Javier Flores

El incendio forestal declarado el pasado miércoles en la zona de La Resinera, en el término municipal de Pujerra, ha quedado este viernes estabilizado dejando un balance 3.500 hectáreas quemadas de monte bajo y matorral, tres bomberos heridos, tres municipios afectados y el regreso de los 2.000 desalojados a sus viviendas.

No ha arrancado aún el verano y todas las alarmas han saltado con un incendio forestal que ha llegado alcanzar el nivel 2 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales hasta la estabilización del fuego, que ha tenido lugar hoy a las 8:45, según lo daba a conocer minutos después el director del Centro Operativo Regional (COR) del Infoca, Juan Sánchez.

Así, la inversión térmica ha sido el fenómeno meteorológico que ha dificultado en esta ocasión las labores de extinción de este fuego, con el que se han visto afectados los términos municipales de Pujerra, Júzcar y Benahavís. La tregua dada en la tarde del jueves por la circunstancia atmosférica –que se caracteriza por el aumento de la temperatura con la altura en lugar de su disminución, y que en este caso creó una espesa niebla que impidió la visibilidad a los medios aéreos durante la mañana–; permitió avanzar en las labores de extinción hasta culminar en la mañana de hoy con la estabilización de las llamas y el paso al nivel 0 de emergencia, que ha supuesto la retirada del Puesto de Mando Avanzado localizado en Benahavís pasada la media mañana con la retirada de operativos.

Los efectivos desplegados sobre el terreno siguen trabajando en el “enfriamiento de los puntos calientes” que hay repartidos en todo el perímetro del incendio, que de momento se calcula una estimación de 3.500 hectáreas quemadas, según han informado desde el Infoca.

De este modo, en la tarde de este viernes están operando “18 medios aéreos y siete vehículos autobomba”. Además, quedaron operando sobre el terreno en torno a unas 200 personas del Plan Infoca y al Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga para sofocar las llamas y dar por controlado el incendio y su posterior extinción, algo que tardará días incluso semanas, según ha valorado el director del Centro Operativo Provincial del Infoca en Málaga, Adriano Vázquez.

La Brigada de Investigación y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad investigan las causas del fuego. La Brigada de Investigación y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad investigan las causas del fuego.

La Brigada de Investigación y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad investigan las causas del fuego. / EFE (Benahavís)

La Brigada de Investigación de incendios forestales, adscrita a la Administración regional, junto con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, han iniciado la investigación para esclarecer las causas del fuego y determinar su origen y, aunque de momento se desconocen, no se descarta que el fuego haya sido intencionado, según las fuentes consultadas por este diario.

El incendio fue declarado el pasado miércoles a las 15:04 en el paraje de La Resinera, en el término municipal de Pujerra, y pronto se extendió a las localidades de Júzcar y Benahavís decretándose el nivel 2 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales de la provincia, lo que provocó el desalojo de tres urbanizaciones en esta última población y pasadas las 22:00 la totalidad de su casco urbano.

En concreto, fueron evacuados los residentes de las urbanizaciones Montemayor, Marbella Club y Benahavís Hill, a los que se sumaron horas después los habitantes de la localidad ante la cercanía de las llamas, que dejaron la ciudad en un autobús habilitado para tal efecto y en vehículos particulares, para lo que se dispuso la carpa municipal de San Pedro Alcántara para pasar la noche, haciendo uso de la instalación un total de 37 desalojados, según informó el consejero de la Presidencia en funciones, Elías Bendodo.

En la madrugada del jueves se procedió igualmente al desalojo de seis viviendas de un núcleo de diseminados de la zona de Velerín Alto, en el término municipal de Estepona, dejando como resultado en torno a los 2.000 evacuados a causa de la proximidad del fuego, aunque no se ha lamentado en el suceso la pérdida de vidas humanas.

La jornada dejó asimismo tres bomberos heridos, de los cuales dos ya han recibido el alta hospitalaria tras ser atendidos en el Costa del Sol de Marbella con quemaduras leves, generadas a causa del cambio en las rachas del viento. Un tercer efectivo continúa ingresado en la Unidad de Quemados del Hospital Regional de Málaga, presentando quemaduras de segundo grado en el 10% de las extremidades inferiores, según informó el centro hospitalario.

Cerca de un millar de efectivos ha trabajado para sofocar las llamas. Cerca de un millar de efectivos ha trabajado para sofocar las llamas.

Cerca de un millar de efectivos ha trabajado para sofocar las llamas. / Daniel Pérez (Benahavís)

El saldo del fuego arrojó un millar de efectivos trabajando en la zona tras incorporarse en la madrugada del jueves hasta 233 personas pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias (UME), puesta a disposición por el Ministerio de Defensa a petición de la Junta de Andalucía, que han abandonado el Puesto de Mando Avanzado este viernes alrededor de las 16:00. El balance suma igualmente en torno a los 2.000 vecinos evacuados de sus viviendas, de los cuales los primeros pudieron regresar el jueves a sus casas pasadas las 22:00 horas y el resto en la mañana de hoy tras declararse el fuego como estabilizado.

Sobre el terreno se practican en estos momentos labores propias de la extinción como “ataques directos e indirectos, apoyados con medios aéreos y con camiones, tendidos de mangueras y personal de tierra trabajando en el centro de llama”, ha destacado el responsable provincial Adriano Vázquez, quien ha detallado que los principales esfuerzos se están imprimiendo en las zonas “norte y este”.

En plena campaña de las elecciones andaluzas, el suceso ha servido como pasarela electoral y varios representantes políticos se han dejado caer durante estos días por el Puesto de Mando Avanzado, como Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial, o Félix Bolaños, ministro de la Presidencia. Tampoco han desaprovechado la ocasión el vicepresidente en funciones, Juan Marín; el candidato por el PSOE , Juan Espadas; o la representante de Vox, Macarena Olona, lo que motivó las críticas del consejero Bendodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios