Málaga

José Seguí: "Confío en que la torre del puerto se apruebe en Consejo de Ministros"

Pepe Seguí posa con su libro antes de la presentación en Málaga.

Pepe Seguí posa con su libro antes de la presentación en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

A sus 76 años a José Seguí aún le quedan mucho carrete e ilusiones. Acumula anteproyectos, "que no son arquitectura aún, son dibujos, como dice Moneo" y muchos proyectos que sí se están materializando o están a punto de hacerlo. Entre ellos, la torre del puerto de la que confía "en que se apruebe en Consejo de Ministros", un paso necesario para que termine viendo la luz. 

El arquitecto, en declaraciones a Málaga Hoy, afirma que mantiene su confianza y su ilusión "dentro de que el proyecto cuente con todos los trámites administrativos y urbanísticos" pase el filtro del Consejo de Ministros, el último necesario. "Hay otras razones de que te guste más o te guste menos, pero son subjetivas", ha añadido. 

Es consciente de que antes será necesario acabar con el trámite ambiental, "nuestro empeño es que se cumplan todos los trámites exigibles a este proyecto como a cualquier otro. Por otro lado los inversores han dicho que están a la espera de estas decisiones". Sería uno de los últimos proyectos que moldearían la ciudad de Málaga, que durante su carrera ha ido modulando.

Una larga carrera que, en parte, ha recogido en un libro, Las escalas del proyecto, que presentó este lunes en el Museo Carmen Thyssen. En la misma destacó que aún le quedan "cinco o seis" libros más por escribir y se mostró con fuerza para seguir levantando proyectos. "Esto no es un libro de recapitulación, que no nos parecía interesante, es un libro para explicar los procesos en los que se genera la arquitectura", dijo Seguí. 

No en vano, Seguí puede hablar del Urbanismo desde el diseño de lámparas hasta el de grandes edificios como la Ciudad de la Justicia en Málaga o el diseño del Plan General de Ordenación Urbana del 83 –en el que, entre otras cosas, se proyectó Teatinos– y por el que ganó el Premio Nacional de Urbanismo en 1985. Dos años más tarde volvió a ganarlo por el Plan Especial de La Alhambra. 

Y aún le quedan cosas por hacer, La Marina de San Andrés está a tiro de piedra para levantarse. "Pero aún estamos con muchos anteproyectos en concurso", afirmó a Málaga Hoy. Si bien, otros se caen por el camino, como Repsol, "nos hacía mucha ilusión, tanto al estudio de Rafael Moneo como al mío, pero el inversor no pudo aguantar la incertidumbre jurídica que había entonces. Se cayó con todo el dolor de nuestro corazón". 

En la presentación del libro se destacaron otros muchos proyectos, pero el arquitecto hizo hincapié en que "cuando era joven era muy crítico con otros arquitectos, pero luego me di cuenta de que acabar un proyecto, acabarlo sano, acabarlo discretamente bien es toda una proeza". Ese discretamente no se refiere a otra cosa que sin sobre saltos. "Si no me llaman dentro de los 10 años que tenemos responsabilidad civil tras terminar una casa o se acuerdan de mí seis años después de hacer un PGOU con cariño, es un éxito", afirmó. 

En el acto también estuvo presente Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, que destacó su agradecimiento a Seguí "y a todos los arquitectos porque sus obras nos quedan para la historia, el patrimonio de hoy es obra de un arquitecto". 

No pudo estar, pero quiso aparecer vía vídeo, Rafael Moneo, premio Pritzker y prologuista del libro. El arquitecto destacó la versatilidad de Seguí y la influencia que él y su generación han tenido en la ciudad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios