María Ressa, premio Libertad de Prensa de la UMA

"Por ser periodista y decir la verdad puedo ir diez años a prisión"

  • La Cátedra Unesco entrega el premio Libertad de Prensa a la filipina María Ressa por su "encomiable labor en la cobertura de las políticas del presidente Rodrigo Dutarte"

  • Conceden un galardón especial al movimiento a Mujeres RTVE por su defensa de la pluralidad e independencia del ente público

Bernardo Díaz Nosty, Isabel Jiménez e Inmaculada Postigo entregan el galardón a María Ressa Bernardo Díaz Nosty, Isabel Jiménez e Inmaculada Postigo entregan el galardón a María Ressa

Bernardo Díaz Nosty, Isabel Jiménez e Inmaculada Postigo entregan el galardón a María Ressa

“Por ser periodista y decir la verdad puedo ir diez años a prisión”, ha dicho este miércoles en el Rectorado María Ressa tras recibir el premio internacional Libertad de Prensa de la Universidad de Málaga. Desde que en 2012 creó Rappler, un medio online, su trabajo en Filipinas no ha sido fácil. El seguimiento de las políticas del presidente Rodrigo Duterte le ha traído grandes reconocimientos internacionales pero también muchos problemas.

“En Filipinas la prensa tiene un papel difícil. Hace dos años y medio contábamos historias, intentábamos luchar contra la propaganda y hacíamos periodismo de investigación y podíamos publicarlo. Ahora somos acusados y perseguidos por el poder, estamos en una difícil posición para contar la verdad”, apunta la comunicadora que ya cuenta con un nuevo galardón, el que le ha otorgado la Cátedra Unesco de Comunicación “por su encomiable labor en la cobertura informativa de las políticas del presidente Duterte”.

"Ahora somos acusados y perseguidos por el poder, estamos en una difícil posición para contar la verdad"

“Este premio significa mucho para mí y más en este momento de mi vida en el que afronto una acusación infundada, completamente manufacturada por el gobierno de Filipinas, me acusan de algo que no he hecho”, comenta Ressa. Para la periodista, “el premio es un reconocimiento a lo que hacemos en Rappler y también a lo difícil que es hacer allí un periodismo serio de investigación, significa mucho y estoy muy agradecida a la Universidad de Málaga”.

Este premio significa mucho para mí y más en este momento que afronto una acusación infundada, completamente manufacturada por el gobierno"

Si a las dificultades de la profesión se suman las propias del género, la cuestión aún se complica más. “Es un tiempo difícil para ser una mujer periodista en cualquier parte del mundo, es una tendencia global. Las mujeres somos tres veces más víctimas que los hombres de crímenes como el ciberacoso, la violación o el asesinato. La mujer en Filipinas está diez veces más en la diana que el hombre”, apunta Ressa, que habló minutos antes del acto celebrado en el Rectorado de la transformación del ecosistema periodístico y las redes sociales.

“Ahora todo el mundo puede ser periodista porque todos tienen una voz y eso está bien. El problema ahora es cómo filtramos la información. Antes se hacía a través de los propios periodistas, ahora son las tecnologías, los algoritmos y las estructuras de poder quienes lo hacen. Nuestra labor es señalar cuáles son los hechos y luchar porque estos se hagan transparentes y salgan a la luz”, apunta Ressa, que anima a los jóvenes a luchar “para llegar a un nuevo horizonte en el que el periodismo de verdad sea reconocido”.

"Antes la información la filtraba el periodista, ahora son las tecnologías, los algoritmos y las estructuras de poder quienes lo hacen"

Movimiento Mujeres RTVE

La Cátedra UNESCO de Comunicación ha resuelto también otorgar un premio especial a Mujeres RTVE por su defensa de la pluralidad y la independencia de la radiotelevisión pública, así como su compromiso con la igualdad de género. La periodista Alicia Montero, miembro de este movimiento, ha recogido la distinción en nombre de todas sus compañeras y ha detallado la lucha que llevan ejerciendo desde hace un año en defensa del servicio público.

Nueve años de galardones

El Premio Internacional Libertad de Prensa de la Universidad de Málaga ha celebrado este año su novena edición. En ejercicios anteriores los galardones han sido concedidos a la periodista congoleña Caddy Adzuba, por la defensa de la integridad de las mujeres periodistas en África; a los periódicos The New York Times, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y El País, por la publicación de los papeles de Wikileaks; a Fran Llorente, director de los servicios informativos de Televisión Española, en reconocimiento a una labor periodística; a Gervasio Sánchez, por su trabajo como fotoperiodista en la denuncia de conflictos bélicos silenciados y la defensa de los derechos humanos; a Andrés Rábago, El Roto, por la crítica sugerente de sus viñetas en el diario El País; a Lucía Lagunes, directora de la agencia Comunicación e Información de la Mujer (México); al periodista turco Dogan Tiliç, y al jurista hondureño Edy Tábora, director de la ONG centroamericana C-Libre, para la defensa de la libertad de expresión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios