Málaga

Málaga y Sevilla, juntas para convertir Andalucía en referente de movilidad sostenible

  • Ambas ciudades suscriben un acuerdo, junto a la administración autonómica y Race, para celebrar anualmente un foro mundial que reúna a todas las partes implicadas

Málaga y Sevilla, juntas para convertir Andalucía en referente de movilidad sostenible Málaga y Sevilla, juntas para convertir Andalucía en referente de movilidad sostenible

Málaga y Sevilla, juntas para convertir Andalucía en referente de movilidad sostenible / M.H.

Málaga y Sevilla quieren forman un tándem sólido para hacer de Andalucía el centro mundial del debate sobre movilidad sostenible. Con este objetivo, los ayuntamientos de sendas ciudades firmaron junto a la administración autonómica y Race un protocolo general para establecer un espacio de colaboración que culmine con la celebración del Mobility Order Vehicle Environmental Global World Summit anual y alternativamente en sendas ciudades.

La idea es convertir este evento en una cumbre internacional, al estilo del Foro de Davos, en la que se debata y se dé respuesta a los retos sobre la transformación global de la movilidad, la automoción y el transporte. Para ello, reunirá a expertos, empresas y representantes de las instituciones, administraciones públicas y organizaciones que a día de hoy lideran esta transformación.

“Queremos que en este foro quepa todo el mundo. Las sociedades son plurales, los problemas que tenemos que enfrentar responden a diferentes puntos de vista y en el ámbito de la movilidad hay muchos intereses en juego”, afirmó el consejero de Presidencia, Elías Bendodo.

En su opinión, el evento servirá para reforzar el papel de la comunidad autónoma en el ámbito internacional: “Queremos hacer de Andalucía un referente de movilidad del futuro, al igual que Barcelona lo es en el ámbito de la tecnología móvil”.

Bendodo destacó el “ejemplo de colaboración” entre las instituciones y anunció que el foro tendrá su primera edición en el primer trimestre de 2021 en Sevilla. A partir de entonces, se celebrará con carácter anual y alternativamente entre la capital andaluza y Málaga. “La capacidad de ambas ciudades para acoger eventos internacionales de primer nivel está sobradamente acreditada y ambas suponen la mejor carta de invitación”, destacó.

Esta sinergia es, según el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, “un acierto pleno”. “Esta iniciativa recae en dos puntos de Andalucía que suponen el 45% del PIB regional y que despliegan la fuerza más grande del territorio, sin dejar a nadie atrás”, destacó, al tiempo de considerar este evento como una “oportunidad” para seguir desarrollando conjuntamente estrategias complementarias. “Somos capaces de colaborar por una cuestión lógica: cuando suman dos potencias como son nuestros territorios multiplicamos los objetivos”, aseveró.

"No se trata de un foro donde traer a ponentes de referencia internacional sino a aquellos que tomen las decisiones. Hablamos de soluciones de futuro. Las decisiones que tomemos son las que van a marcar un rumbo u otro en el planeta", dijo.

Espadas también valoró “el magnifico ejemplo de lealtad institucional” que se deduce de este trabajo entre las diferentes administraciones –tanto la Junta como el Ayuntamiento de Málaga están en manos del PP, mientras que en el Consistorio de Sevilla el PSOE gobierna en solitario–. “Cuando hay algo bueno para los ciudadanos tenemos que estar las administraciones, independientemente de las diferencias que podamos tener desde el punto de vista político”, defendió.

En la misma línea, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró que “es muy positivo que la comunidad autónoma piense que si sus dos principales ciudades suman, todos llegaremos más lejos” y mostró su predisposición para que este evento llegue al Palacio de Ferias y Congresos de Málaga “sin perjuicio para los foros que ya se celebran allí”.

La organización del evento estará a cargo del Real Automóvil Club de España (Race). Para su presidente, Carmelo Sanz, el evento deberá tener espíritu de “foro mundial de primer nivel” que “ayude a resolver el conflicto existente en la transición a las nuevas formas de movilidad y a promover la construcción común de un modelo ordenado, pragmático y realista para todos”. “Davos es la inspiración y la mejor referencia: un foro de debate en el que cada uno tendrá su opinión y que dé lugar a un debate necesario que no se está produciendo hoy”, aseguró.

Desde decidir la flota de vehículos que prestarán servicio en una ciudad hasta cómo compatibilizar en las aceras los patinetes, el peatón y las bicicletas. El reto no es trivial y el tiempo apremia, coincidieron todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios