Municipal

Málaga da dos meses a los pisos turísticos para darse de alta en la tasa de basura

  • Los empresarios irán a los tribunales después de que el Ayuntamiento vaya a inadmitir sus alegaciones a la aplicación del tributo

  • El Boletín Provincial de la Provincia (BOP) publica la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales, que entrarán en vigor el 1 de enero

Un grupo de turistas llegados a Málaga capital. Un grupo de turistas llegados a Málaga capital.

Un grupo de turistas llegados a Málaga capital. / Javier Albiñana

La decisión del Ayuntamiento de Málaga de seguir la línea ya tomada por otros municipios del país de penalizar a los propietarios de viviendas con fines turísticos con la imposición de una tasa de basura queda definitivamente formalizada. La publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de las nuevas ordenanzas fiscales municipales abre de par en par la puerta a su entrada en vigor el mismo 1 de enero de 2019. No obstante, establece un periodo transitorio de dos meses para que los propietarios "presenten la declaración de alta en el tributo antes del 1 de abril de 2019".

Conforme a las cifras fijadas en la tasa de basuras, entre las que se incorpora como novedad esta actividad económica, los precios a abonar tendrá una horquilla mínima de 63,9 euros, para los inmuebles de 1 a 4 plazas, hasta los 255,6 euros para aquellos que con capacidad para más de doce plazas.

De acuerdo con las estimaciones manejadas por el equipo de gobierno, en el mejor de los casos la aplicación de este tributo podría inyectar a las arcas públicas unos 315.000 euros. Eso, aclararon las fuentes municipales, siempre que tributen las alrededor de 4.000 viviendas que están censadas en el registro de la Junta de Andalucía, con un global de unas 20.000 plazas. Sea como fuere, las mismas fuentes señalaron la intención de ir adelante con un plan de inspección que permita controlar esos otros muchos pisos que sin estar registrados se anuncian en portales de internet.

Una de las cuestiones que los técnicos municipales tuvieron a la hora de redactar la modificación de la tasa de basura fue la sentencia emitida el pasado verano por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, anulando la decisión el Ayuntamiento de Lloret de Mar que sancionando a los dueños de este tipo de alojamientos a pagar el doble que si se tratase de una casa normal. Para el alto tribunal catalán, el Consistorio de Lloret no justificó en un informe económico-financiero que dichas viviendas generaban el doble de residuos que el resto.

Al respecto, las fuentes consultadas consideraron que la labor del Ayuntamiento de la capital de la Costa del Sol ha sido más rigurosa en la elaboración de este estudio económico. "Se ha tratado de evitar los problemas surgidos con esa sentencia", expusieron. Para ello, principalmente, se viene a incidir en el carácter lucrativo del uso de esas viviendas, al tiempo que se ha buscado "equipararlas a una pensión, a un hospedaje". "Creemos que el riesgo de lo ocurrido en Lloret no se da en Málaga", apuntaron.

El paso adelante dado por el Ejecutivo local, anunciando la inclusión de esta tasa, generó casi de inmediato el rechazo de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía. Una oposición que se mantiene en el momento actual. El representante de este colectivo, Carlos Pérez-Lanzac, ya informa de que se formulará un recurso judicial que podría ser presentado en febrero.

Este camino se retoma después de que, según fuentes municipales, esté previsto acordar en el próximo Pleno de la Corporación la inadmisión de las alegaciones presentadas por la asociación, dado que las mismas se presentaron fuera de plazo. "Es una tasa totalmente discriminatoria, no se ha justificado, no se ha hecho con el consenso del sector", explicó Pérez-Lanzac, quien criticó que su gestación obedece al interés por "penalizar la vivienda turística; es igual de lamentable que cualquier moratoria o prohibición; es un atajo para intentar gestionar algo que debe hacerse desde el diálogo".

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento trata de intervenir sobre un fenómeno que ha crecido de manera exponencial en los últimos ejercicios, como demuestra el hecho de que a día de hoy se trata de la principal oferta en materia de alojamiento turístico, por encima de los hoteles. Precisamente, la tasa de basura programada cifra los valores a abonar en concepto de tasa de basura por los hoteles, moteles, apartamentos y similares. Las cuantías oscilan entre los 21,3 euros por cada habitación de un establecimiento de 5 y 4 estrellas; los 13,25 euros por habitación en el caso de la categoría de 3 y 2 estrellas y los 8,7 euros en el caso de los una estrella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios