Málaga

Málaga cierra un puente de “éxito” para los hosteleros con el reclamo de las luces

  • Los vecinos del Centro muestran su preocupación por la seguridad ante la “masificación”

  • Bares y restaurantes calculan un incremento del 2% en las ventas respecto al año pasado

Multitud de personas en calle Larios este puente. Multitud de personas en calle Larios este puente.

Multitud de personas en calle Larios este puente. / Javier Albiñana

El puente de la Constitución, con el reclamo de las luces de Navidad que cada año atrae a más espectadores, ha desbordado estos días las calles de Málaga capital. Cientos de personas han abarrotado el Centro histórico en un festivo que los hosteleros valoran como un “éxito”.

A falta de un balance definitivo, Javier Frutos, presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos), afirmó que la sensación entre los establecimientos e restauración es que “la ocupación habrá alcanzado el cien por cien y que los visitantes de otros puntos de la provincia se han venido a Málaga”, alentados por el alumbrado navideño que este año suma al ya tradicional de calle Larios otros puntos de atracción.

“Ha sido un puente exitoso en cuanto a movimiento de personas en la capital, sobre todo en el Centro histórico”, subrayó Frutos, que avanzó que el balance respecto al puente del año pasado será “muy positivo”. Así, según las estimaciones de los hosteleros la facturación en estos días se ha incrementado un 2% con relación a la de 2018.

La diversificación de los espacios para disfrutar de las luces de Navidad –con la incorporación de la Alameda y del videomapping de la Alcazaba–, junto a un puente que incorpora que ha encadenado el viernes y lunes al fin de semana, son las claves del repunte, a juicio de Frutos. El tiempo primaveral también ha contribuido a un puente que, según las previsiones de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), ha registrado una ocupación media superior al 90%.

Para los vecinos todo esto se ha traducido en una “masificación” de personas que les preocupa, no tanto por el ruido o lo “incómodo” que resulta acceder a sus viviendas, sino por la seguridad. “No tenemos capacidad de carga en las calles para tanta gente”, afirmó Alejandro Villén, vicepresidente de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, que aseguró que la aglomeración en el centro es “peor que otros años”, consecuencia, a su juicio, de que se hayan puesto más focos de espectáculos de las luces de Navidad.

“Parece que esto no está previsto”, afirmó. “En Feria y Semana Santa hay un dispositivo de seguridad, ahora no. No está previsto nada”, insistió Villén, que agregó que “con el colapso general que hay, si alguien, un vecino o un visitante, tiene algún problema médico y tiene que acceder una ambulancia o un bombero... no entra”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios