Málaga

Médicos exigen una solución “inminente” contra las agresiones

  • El SMM denuncia que ha aumentado la agresividad de los ataques a los facultativos

  • En Málaga se ha denunciado en lo que va de año un total de 31 agresiones a médicos

Concentración del Sindicato de Médicos en la entrada del centro sanitario Alameda-Perchel. Concentración del Sindicato de Médicos en la entrada del centro sanitario Alameda-Perchel.

Concentración del Sindicato de Médicos en la entrada del centro sanitario Alameda-Perchel. / Javier Albiñana

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) volvió este miércoles a concentrarse para denunciar las agresiones contra facultativos que se están produciendo en los centros de salud y hospitales de la comunidad andaluza. Las situaciones son cada vez más frecuentes y más violentas y los profesionales se han enfrentado incluso a apuñalamientos.

El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Antonio Martín Noblejas, leyó un manifiesto en el que señalaba que la provincia de la Costa del Sol “es una de las más castigadas”. Así, declaró: “Los facultativos estamos hartos de esta situación, las leyes actuales no son adecuadas para afrontar este grave problema que va en aumento y necesitamos que se lleven a cabo medidas inminentes”. Martín Noblejas recalcó la necesidad de que los profesionales puedan ejercer su labor sin temor a insultos, agresiones y amenazas. Desde el SMM avisaron de que cualquier comportamiento agresivo se comunique a la dirección del centro en el que se produzca para tomar determinadas medidas.

La presidenta de la plataforma Basta Ya, Carmen González, contó que a ella misma un paciente le amenazó de muerte por negarse a darle un certificado médico falso: “Cualquier médico, enfermero o administrativo puede contar caso porque nos ha ocurrido a todos en nuestra carrera laboral, nos ven vulnerables”, manifestó.

El Colegio de Médicos recalca la necesidad de trabajar sin temor a insultos y amenazas

Por su parte, el delegado de Salud de Málaga, Carlos Bautista, se sumó a la protesta, en la que comunicó su apoyo a todos los profesionales sanitarios y condenó las agresiones sucedidas. Además, aseguró que “la brutal falta de educación” provoca que las personas actúen contra los sanitarios: “Estamos acostumbrados a tener muchos derechos y muy pocos deberes, una agresión no puede salirle gratis a quien la comete”, sentenció.

La causa de esta nueva protesta, llevada a cabo en varios centros sanitarios de toda Andalucía, fue la última agresión a una médico de El Garrobo (Sevilla), quien fue retenida durante cuatro horas en su consultorio. Decenas de personas le impidieron salir de su lugar de trabajo como protesta ante el déficit de personal.

En la provincia de Málaga se ha denunciado en lo que va de año un total de 31 agresiones a médicos. La última agresión en la capital se produjo el pasado domingo 1 de septiembre en el centro sanitario de la barriada de Cruz del Humilladero, cuando un paciente le reprochó a una médico que no le recetara un fármaco inyectable en lugar de recetarle unas pastillas para su dolor de muelas. El agresor comenzó a dar golpes en la mesa y insultar a gritos a la profesional. Agentes de la Policía Nacional tuvieron que trasladarse hasta el centro, donde la profesional, que tuvo que ser asistida por el estrés y la ansiedad que le produjo la situación, formalizó su denuncia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios