Málaga

Menú escolar para los niños desfavorecidos: Pizza en Madrid, potaje y sopa en Málaga

  • Un total de 6.250 niños en riesgo de exclusión reciben en 270 centros educativos públicos de Málaga tres comidas diarias para toda la semana basadas en platos caseros de cuchara

Preparación de las bolsas de reparto de comida en el colegio María de la O de Los Asperones. Preparación de las bolsas de reparto de comida en el colegio María de la O de Los Asperones.

Preparación de las bolsas de reparto de comida en el colegio María de la O de Los Asperones. / Javier Albiñana (Málaga)

Sopa de picadillo, salmón al horno, potaje de garbanzos, pinchitos de pollo, crema de calabaza, pavo en salsa, macarrones con tomate y champiñones, croquetas de pollo, lentejas vegetales y tortilla de patatas. A lo que se añade fruta fresca, pan blanco y yogur. Este es el menú que se reparte en los colegios de Málaga esta semana para los escolares más vulnerables.

Nada de pizzas ni comida rápida como ha ocurrido en la comunidad de Madrid. La dieta que preparan las empresas de cátering asignadas por la Junta de Andalucía se basa en platos caseros de cuchara, ensaladas, pastas, pescados y carnes al horno o en salsa. “Estos menús siguen los parámetros habituales en cuanto a alimentación saludable”, explican desde la Delegación de Educación.

“Los potajes están bastante bien, el pescado pierde un poco al llevar cocinado más tiempo, es lógico, pero la comida, en general, tiene buena pinta”, considera Virginia Arjona, directora del colegio Doctor Gálvez Moll, en el distrito de Palma-Palmilla. En su centro, los escolares notan la diferencia del menú actual con el de un curso ordinario porque disponen de un comedor de gestión directa que cocina cada mañana para servir a los niños platos recién hechos.

“Tenemos un comedor con profesionales muy buenos, productos de mercado que nos sirven todos los días y que cocinan estupendamente, aquí como mejor que en casa”, dice Arjona. Sin embargo y aunque la realidad haya cambiado, resalta que se trata de una alimentación saludable que nada tiene que ver con la situación que se ha dado en Madrid. “Eso es de juzgado de guarda”, comenta.

Maribel Serralvo, directora del colegio Nuestra Señora de Gracia, en la calle Ferrándiz, apunta que en su centro tienen la suerte de tener “un cátering buenísimo que es muy sensible a la realidad que tenemos, la comida es muy saludable y está rica”. En los repartos que se han realizado dos días a la semana durante el estado de alarma “la comida ha seguido en la misma línea de la que teníamos en el comedor, fruta, ensaladas, comida de cuchara y las raciones se ajustan”, agrega Serralvo.

"La comida ha seguido en la misma línea de la que teníamos en el comedor, fruta, ensaladas y comida de cuchara"

El 16 de marzo, el primer día lectivo con los comedores escolares cerrados, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó la tramitación de emergencia del suministro de comidas para el refuerzo de alimentación infantil para escolares en exclusión social o en riesgo de padecerla.

El lunes siguiente, el 23 de marzo, comenzó la distribución de menús para alrededor de 5.100 alumnos incluidos en el Plan Syga durante el curso. Desde entonces, se han incrementado en más de 1.100 los usuarios de estas ayudas en alimentación.

En la provincia de Málaga se benefician de esta medida un total de 6.250 escolares de 270 centros educativos públicos y concertados con planes de educación compensatoria, ubicados en 55 localidades, y el presupuesto asciende a más de 2 millones de euros.

Las familias reciben los packs de desayuno y merienda que ya se les entregaba antes del cierre de los centros

“Las familias reciben los packs de desayuno y merienda que ya se les venía entregando a este alumnado antes del cierre de los centros, además de barquetas con el almuerzo, así tienen garantizadas tres comidas diarias durante toda la semana”, comentan desde la Delegación de Educación. Y subrayan que se mantuvo la distribución durante las vacaciones de Semana Santa.

Lo que destaca la directora del colegio Nuestra Señora de Gracia es que se abrió una convocatoria para ampliar el número de alumnos del plan “pero había que hacer un informe de servicios sociales y no todos llegaron a tiempo en el plazo establecido, por lo que se nos han quedado fuera”, indica Serralvo. En su centro tenían durante el curso a 70 niños dentro del programa de refuerzo alimenticio. Durante esta crisis sanitaria solicitaron entrar otros 34, de los que se han incorporado 19 y 15 se quedaron fuera.

Primeras semanas del menú de mayo. Primeras semanas del  menú de mayo.

Primeras semanas del menú de mayo.

“El alumnado que está recibiendo esta atención es el que ya estaba identificado como en riesgo de exclusión social cuando se suspendió el comedor escolar, en definitiva el beneficiario del plan SYGA, y se ha ido incorporando a más alumnado, a petición de los servicios sociales, hasta que se han arbitrado otras ayudas directas a las familias”, indican desde la Junta de Andalucía.

En el caso de Nuestra Señora de Gracia han recibido la ayuda de Caixa Proinfancia a través de la ONG Incide, de Cáritas y de Ayuda en Acción, que ha colaborado con tarjetas monedero para gastar en el supermercado y con ayuda en conectividad.

Tanto en este centro como en el CEIP Doctor Gálvez Moll, también destacan la cercanía de los profesionales del servicio con los usuarios. “Los veo con muy buena actitud y eso es fundamental para nuestras familias”, destaca Arjona. Serralvo también añade que desde la escuela se realizar una importante labor de acompañamiento y detección de las necesidades más urgentes de su comunidad educativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios