Málaga

Padres del colegio García Lorca llaman a la Policía al encontrar las puertas del centro cerradas

  • El pasado 8 de noviembre se jubiló la conserje y este lunes ha entrado un sustituto, que ha tenido un problema con las llaves

  • Pasados 16 minutos de las 9:00 los escolares pudieron entrar en el recinto ubicado en la calle Alemania

Fachada del centro escolar. Fachada del centro escolar.

Fachada del centro escolar.

La de este lunes ha sido una mañana atípica en el colegio público García Lorca. Las familias llegaron un poco antes de las 9:00, como cada día, para dejar a sus hijos en el centro escolar y las puertas no estaban abiertas. Es más, continuaron cerradas hasta las 9:16 de la mañana, con el consiguiente lío de progenitores que tenían que marcharse al trabajo y de menores dejados en la puerta bajo la responsabilidad de otros adultos. Incluso la Policía Local se personó en el centro ante la llamada de un padre. 

El director del centro, ubicado en la céntrica calle Alemania, comenta que el 8 de noviembre se jubiló la conserje y hasta este lunes no ha llegado un sustituto. "La semana pasada llegamos al acuerdo con el distrito Centro de que ellos mandaban a operarios a las 9:00 y a las 14:00 para abrir y cerrar puertas y nosotros, la dirección y los docentes, nos encargamos de todas las otras labores que hace el conserje mientras que llegaba otra persona", comenta Santiago Ortiz

Este lunes a las 7:30 ya estaba incorporado en su puesto el nuevo conserje. El director y su equipo hacían labores administrativas dentro del centro antes de que comenzaran las clases. Si embargo, el nuevo empleado no encontraba las llaves adecuadas y no podía abrir el candado del cierre exterior del recinto. "Cuando nos hemos dado cuenta de que la puerta aún no estaba abierta hemos corrido a abrirla y se ha hecho aunque un cuarto de hora tarde", indica Ortiz. 

El director ha tenido que atender un atestado de la Policía por el suceso y le ha explicado lo sucedido. También lo ha puesto en conocimiento de toda la comunidad educativa a través de su sistema de comunicación interna. "Estábamos resolviendo las cuestiones necesarias de la vida del centro, lo habitual, cuando nos hemos dado cuenta de que los accesos estaban cerrados todavía", agrega el director sobre lo ocurrido, que no deja de ser un hecho aislado

También señala que "somos un colegio con 700 alumnos y deberíamos tener no uno, sino dos conserjes, algo que siempre pedimos pero que nos deniegan sistemáticamente porque afirman que todos los colegios tienen uno solo". Durante la semana pasada, el equipo directivo y los docentes han tenido que sumar a sus funciones las de conserjería. "Abrir la puerta cuando un alumno llega más tarde, llamar y esperar a los padres si se pone malo, dotar de material a las clases o avisar si se rompe la llave de paso", afirma Ortiz. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios