Málaga

El error que la policía española cometió con el yihadista danés detenido en Málaga, según un medio

Ahmed Samsam, en la Audiencia Nacional, en una foto de archivo.

Ahmed Samsam, en la Audiencia Nacional, en una foto de archivo. / Luca Piergiovanni / efe

El caso del yihadista danés, Ahmed Samsam, detenido en Estepona en 2017 y condenado a ocho años por terrorismo por la justicia española y transferido luego a Dinamarca, sigue dando que hablar. Según ha informado este miércoles la televisión pública DR, la policía española pudo cometer un error clave en la investigación.

Samsam aseguró en el juicio que cuando luchó en Siria entre 2012 y 2014 no lo hizo con el grupo yihadista Estado Islámico, sino con los rebeldes de Kataib Al Iman, colaborando con los servicios de inteligencia danesa, pero la sentencia apuntó a que ese grupo no se formó hasta 2014, por lo que no dio credibilidad a su testimonio.

Pubes bien, según expertos consultados por la DR, el grupo al que se refiere la sentencia es otro, llamado Kataib al-Imam Ali, de orientación chií, surgido en Irak y que sí luchó en Siria, pero del lado de las tropas gubernamentales.

"La diferencia entre estos dos grupos es tan grande que equivale a discutir si algo es negro o blanco. Es un gran fallo", declaró a DR Phillip Smyth, experto en grupos chiíes del Washington Institute for Near East Policy.

El supuesto error no solo podría tener relevancia para el caso juzgado en España, sino también para la denuncia que Samsam puso en los tribunales daneses contra los servicios de inteligencia para que reconozcan que sus viajes a Siria fueron parte de una colaboración con estos.

Detenido en Estepona en 2017

La Audiencia Nacional condenó a Samsam, de 30 años y detenido en 2017 en Estepona, por su integración en la organización terrorista Dáesh, con la que colaboró en acciones violentas en Siria tras recibir allí adiestramiento en el uso de armas.

La sentencia consideró probado que viajó en varias ocasiones a Siria entre 2012 y 2014 para combatir con el Estado Islámico y que luego mantuvo el contacto con otros combatientes, hizo proselitismo en redes sociales y que colaboró en la financiación de actividades terroristas.

Samsam asegura sin embargo que entre 2012 y 2015 trabajó para la inteligencia danesa espiando a terroristas en Siria y que combatió allí contra el régimen de Bashar al Assad, pero no como yihadista.

Estuvo a sueldo de la inteligencia de Dinamarca

Según reveló hace años el diario danés Berlingske, Samsam estuvo hasta 2015 a sueldo de la inteligencia danesa, que dos años después, supuestamente por error, envió una alerta al sistema policial europeo de que el joven, entonces de vacaciones en la Costa del Sol, constituía una amenaza terrorista potencial.

La familia del condenado ha contactado con varias autoridades danesas pidiendo una confirmación de la colaboración, sin obtener respuesta. Samsam ha denunciado además a los estados español y danés ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) por considerar que no recibió un juicio justo.

Su caso se ha convertido desde hace años en un escándalo político en Dinamarca, con peticiones de la oposición para que sea investigado, pero el Gobierno se ha negado a hacerlo aludiendo a la necesidad de proteger el trabajo de los servicios secretos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios