Urbanismo

Pomares: “La Junta no quiere que se haga nada en el Guadalmedina"

  • Denuncia que hayan pasado dos años y medio sin que se haya desbloqueado la senda ciclista

Vista aérea del cauce del río Guadalmedina. Vista aérea del cauce del río Guadalmedina.

Vista aérea del cauce del río Guadalmedina. / Javier Albiñana

La demora acumulada por la Junta de Andalucía en avanzar de manera, a priori, definitiva en la autorización de un vía ciclista en las márgenes del río Guadalmedina provocó la reacción furibunda del concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, Francisco Pomares. “La Junta no quiere que se haga nada en el Guadalmedina”, dijo de manera categórica tras constatar como han pasados “dos años y medio” para que la ejecución de la citada senda tenga el camino expedito para su desarrollo.

“Llevamos desde 2016 para hacer un carril bici en el río; un proyecto que tiene el consenso de todos los grupos y financiación y seguimos enredados en este tema”, expuso Pomares, para quien el devenir de los hechos viene a demostrar “que mientras estén ellos no se va hacer nada en el Guadalmedina”. “Estamos a finales de 2018 y seguimos enredados; ¿esta es la agilidad que iban a darle, el apoyo, la colaboración? No han colaborado en nada. Llevamos dos años y medio para una actuación blanda, verde, respetuosa con el río”, insistió.

En este contexto, el concejal dudó de la reacción de la Administración regional cuando el Ayuntamiento ponga sobre la mesa un proyecto de intervención cierta para el aprovechamiento del cauce. “Cuando queramos actuar de verdad en un proyecto de intervención qué nos espera como ciudad; cuando aprobemos un plan y lo presentemos qué esperamos, tres o cuatro años en aprobarlo y luego otros tres o cuatro años para acabarlo”, se preguntó.

A su juicio, que no se haya actuado aún en el río, a pesar de ser objeto de debate desde hace décadas, está relacionado con la ausencia de una solución hidráulica adecuada por parte de la Junta. “Vergüenza tiene que tener la Junta por no haber buscado esa solución en su momento; ahora, como no lo hizo, todo es miedo a que se va a inundar, a que no se respete el río... En otras ciudades esto se resolvió y aquí no, y a partir de ahora son todo trabas”, dijo Pomares.

El paso dado por la Junta no valida el arranque de la licitación de los trabajos de construcción, cuyo presupuesto se estima en un millón de euros, sino que abre la puerta a someter a información pública el proyecto por un periodo de 20 días. Es de prever que haya que esperar aún varias semanas para que se abra este plazo, toda vez que tendrá que ser publicado en el boletín oficial. A partir de ahí, y siempre que no haya que hacer nuevas adaptaciones, el Consistorio podría tener luz verde para impulsar el concurso de la obra a inicios del año que viene. El trazado iría desde el puente de Armiñán al puente del Jardín Botánico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios