Málaga

Salud niega presión asistencial y dice que Málaga está preparada para la segunda oleada

  • Se ha solicitado al Gobierno central la incorporación de 360 nuevos rastreadores

  • En estos momentos permanencen ingresados menos de 150 enfermos de Covid confirmados en los hospitales malagueños

El presidente de la Junta de Andalucía visita el hospital auxiliar de Carranque el pasado abril. El presidente de la Junta de Andalucía visita el hospital auxiliar de Carranque el pasado abril.

El presidente de la Junta de Andalucía visita el hospital auxiliar de Carranque el pasado abril.

“Estamos prácticamente en una segunda oleada de coronavirus y Málaga está más que preparada”, ha comentado este miércoles la delegada del Gobierno andaluz en Málaga Patricia Navarro y subrayó que, por el momento, “no hay presión asistencial”. Y eso que el número de contagios es mayor que la semana pasada.

“Estamos a una media de 300 nuevos casos cada día, pero esto no se traduce en la misma proporción en ingresos hospitalarios, ahora mismo tenemos menos de 150 personas ingresadas, de las que 19 están en la UCI, suponen un número que ahora mismo puede gestionar el Servicio Andaluz de Salud”, agregó la delegada del Gobierno andaluz.

Andalucía registra el 6% del total de casos en España a pesar de contar con el 20% de la población del país y se dan 90 positivos por cada 100.000 habitantes cuando en España la incidencia es de 197 casos por cada 100.000 habitantes.

También destacó Navarro que los planes de contingencia siguen vigentes y que el hospital auxiliar de Carranque continúa montado con 165 camas y 10 Unidades de Cuidados Intensivos. “También contemplamos posibles instalaciones sanitarias de este tipo que en cualquier momento que se viera desbordado el sistema del SAS, que esperemos que no porque no ocurrió en los peores momentos de la pandemia”, apuntó Navarro.

La sanidad privada se sumaría y se tiene “un plan B con otras instalaciones, con Palacios de Ferias y Congresos como el de Málaga, Marbella, Torremolinos y otras instalaciones en cabeceras de comarca como la Axarquía y Antequera que podrían ponerse a disposición para levantar hospitales similares a Carranque. Pero eso queda todavía muy lejos”, indicó la delegada.

Igualmente incidió en que se ha reforzado el SAS con 1.500 contrataciones de profesionales sanitarios desde que empezó la pandemia. “El plan verano ha tenido un número de contrataciones inédito con 3.900 contrataciones, tenemos 1.500 profesiones sanitarios solo dedicados a las labores del rastreo de los servicios de epidemiología y hemos pedido al Gobierno 360 rastreadores más”, añadió Navarro.

El delegado provincial de Salud y Familias, Carlos Bautista, agregó que estos rastreadores están pendientes de confirmación pero que “ya tienen un sitio físico en la Delegación de Salud, tenemos preparado el sistema informático y los teléfonos, van a ser un refuerzo importante para los profesionales que ya están en esta labor, porque la mayoría de los casos son asintomáticos y necesitamos hallarlos y que cumplan con el confinamiento en casa para que la enfermedad no se propague”.

En cuanto a los brotes en Málaga aseguraron los delegados que están “muy controlados”. Además, afirman que “no hay contagio comunitario todavía ni pérdida de trazabilidad de los casos, como ha ocurrido en otras comunidades”. El seguimiento de los positivos y sus contactos ayuda a controlar la expansión de la enfermedad.

El SAS ha duplicado las urgencias y las UCI de los hospitales

Bautista destaca que “nunca se había gastado tanto presupuesto en infraestructuras sanitarias”. En total se han invertido 14 millones de euros en los centros de atención primaria y en duplicar todas las urgencias y los servicios de Cuidados Intensivos de los hospitales malagueños, unas obras que se van a poner en funcionamiento en breve. “Se ha hecho un esfuerzo sin parangón”, destacó Bautista, que también quiso agradecer el trabajo de la atención primaria, que ha tenido que cambiar todo sus sistema para que nos centros de salud no se convirtieran en focos de contagio. “No queríamos que nuestros mayores tuvieran que ir a los centros por una pequeña consulta y resultaran contagiados”, dijo Bautista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios