Málaga

Sayalonga pide un confinamiento voluntario a sus vecinos ante el aumento de casos de coronavirus en el municipio

  • El Ayuntamiento también recomienda el cese de la actividad y la reducción del aforo de los comercios de la localidad axárquica

Vista del municipio de Sayalonga. Vista del municipio de Sayalonga.

Vista del municipio de Sayalonga. / M. H.

El Ayuntamiento de Sayalonga ha pedido este viernes a sus vecinos que adopten un confinamiento voluntario ante el aumento de casos de coronavirus que se han detectado en el municipio. La alcaldesa, Sagrario Fernández (PSOE) ha emitido una resolución en la que invita a los habitantes de este pueblo axárquico a ese confinamiento voluntario “para que solamente abandonemos el domicilio familiar en casos de imperiosa necesidad”.

El decreto incluye también como consejo, hasta el 19 de septiembre, “el cese voluntario de la actividad y la reducción del aforo de comercios, bares, cafeterías, restaurantes, locales de ocio y esparcimientos y reuniones en espacios públicos”.

La pasada semana, la alcaldesa decidió el cierre preventivo de las dependencias, servicios y actividades municipales ante el aumento de notificaciones de casos positivos de covid-19. La medida afectaba al Ayuntamiento, a la escuela infantil municipal, al gimnasio y la escuela de baile, al centro Guadalinfo, a las aulas de formación, al polideportivo, al edificio Museo Morisco y el Aula de Pintura, la pista de petanca y la escuela de música.

“Es momento de extremar las medidas preventivas y precauciones de distanciamiento social e higiénico sanitarias como el uso inexcusable de mascarillas y de evitar aglomeraciones o reuniones sociales con más de diez personas, pero además hay que extremar la prudencia y la responsabilidad por parte de cada uno de nosotros”, explicó Fernández quien informó que se está trabajando en el rastreo de posibles nuevos contagios que han estado en contacto con positivos.

Además, el Ayuntamiento va a intensificar las labores de limpieza y desinfección de vías públicas, de edificios y servicios municipales así como en las inmediaciones de los locales de primera necesidad “para tratar de combatir al coronavirus”.

“Creemos que, en este momento, debemos gestionar la crisis con medidas más potentes, y que se han demostrado eficaces meses atrás con el fin de evitar rebrotes, contagios y más positivos”, añadió la regidora quien ha facilitado a través de las redes sociales los teléfonos de atención al público.

También se ha cancelado el mercadillo municipal del próximo viernes y la escuela infantil no se abrirá hasta el lunes 21. El decreto también recuerda la prohibición de consumir bebidas e la vía pública.

“Reitero el llamamiento de colaboración a los vecinos y vecinas, respetando las normas legales, las instrucciones sanitarias y las medidas de higiene y distancia social. Esto redundará, sin duda en beneficio de todos y todas”, incidió al tiempo que ofreció los teléfonos a los que llamar en caso de síntomas o contacto directo con personas que hayan dado positivo en PCR.

Hace poco más de diez días, el 31 de agosto, el Ayuntamiento de Villanueva de la Concepción también pidió a sus vecinos que realizasen un confinamiento voluntario. Los responsables municipales realizaron este llamamiento tras mantener un encuentro con los responsables del Área Sanitaria Norte de Antequera, en los que se trató la posibilidad de que el municipio fuese un caso de transmisión comunitaria descontrolada.Alcaucín, Ardales y Genalguacil también han cerrado las instalaciones municipales por los casos detectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios