Hostelería

El Skina cocinará su menú dos estrellas Michelin en las casas de los clientes en Málaga

  • Cocineros de este establecimiento, situado en Marbella, ofrecen un menú para dos personas con sus platos más conocidos por 350 euros

  • Incluye la cocina in situ, el servicio y hasta la vajilla, la cubertería o la limpieza

Marcos Granda posa en la puerta de su restaurante, el Skina en Marbella.

Marcos Granda posa en la puerta de su restaurante, el Skina en Marbella.

¿Se imagina que uno de los mejores cocineros de España vaya a su casa a prepararle un menú? En Málaga puede hacerlo. Marcos Granda, impulsor del Skina, un restaurante con dos estrellas Michelin, está ofreciendo llevarle sus mejores platos directamente a su casa, pero no con reparto a domicilio sino cocinándolo in situ, en la cocina de su vivienda, para no perder ninguna esencia en el transporte.

Es una ocasión casi histórica no solo para probar un menú de un dos estrellas Michelin sin moverse de su propia vivienda sino que, además, se la sirve el propio Granda. Puede sonar casi surrealista, pero la crisis del coronavirus está cambiando cualquier visión de normalidad y el impulsor del Skina demuestra que no le teme a nada.

El menú es para dos personas e incluye aperitivo de caviar Osetra y coliflor, un primer plato de Guisante Lágrima y Remolacha, un Carabinero con el jugo de su cabeza y chalotas, una Lubina Artesana de pesca, un Solomillo de Venado y, por último, el tradicional postre de chocolate de este establecimiento. Cuesta 350 euros con el iva incluido para dos personas, pero lo más llamativo, aparte del menú en sí, es que también incluye el montaje de la mesa en el salón y la vajilla, la cubertería, las copas del Skina y hasta se encargan posteriormente de la limpieza, por lo que el cliente solo tiene que sentarse en su salón y que se lo pongan todo por delante.

El plato de carabinero con chalotas. El plato de carabinero con chalotas.

El plato de carabinero con chalotas.

Mario Cachinero hace la comida en la cocina de la vivienda y Granda realiza el servicio, maridando los platos con el vino correspondiente. “Disfruta de la experiencia del Skina pero en su propia casa sin renunciar a una parte muy importante de nuestra filosofía como es el servicio. Y todo, por supuesto, con las máximas garantías de higiene, seguridad y salud”, explica Granda.

Son los platos más emblemáticos del Skina, incluye copa de Champagne y servicio de vino blanco y tinto . “Nuestra cocina con el reparto a domicilio o con la recogida en el establecimiento sufriría muchísimo por lo que hemos decidido ir nosotros a las casas”, comenta Granda, quien subraya que ya tienen dos servicios contratados para el lunes y el martes de la semana que viene.

“Estamos pensando en el cliente, en su seguridad y en su bienestar por lo que hemos decidido sumar una nueva experiencia a nuestra oferta para ponerla en marcha tan pronto como las restricciones de movilidad nos lo permitan”, incide Granda, quien afirma que “no hay una mejor forma de comenzar la nueva normalidad que con un buen sabor de boca”.

El postre de chocolate. El postre de chocolate.

El postre de chocolate.

El Skina, ubicado en Marbella, abrió en 2004 y consiguió su primera estrella Michelin en 2009. No solo la ha conseguido mantener durante esta década sino que el año pasado obtuvo la segunda. El local es pequeño pero, según afirma Granda, “somos rentables dando 16 servicios diarios entre el interior y la terraza”. “Soy partidario de activarme cuanto antes y creo que este nuevo servicio a domicilio va a funcionar muy bien. Voy a abrir el local en cuanto pueda y, en principio, queremos hacerlo el 25 de mayo”, expone.

Marbella es sinónimo de grandes viviendas de lujo y personas adineradas, aunque por 350 euros dos personas pueden darse el capricho de ser atendidos por un dos estrellas Michelin en su propio salón, una forma más llevadera de sobrevivir al confinamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios