Municipal

De la Torre lanza un mensaje de advertencia a los hosteleros: “hay que cumplir la ley”

  • "Las noticias que tenemos es que no es legalmente factible", dice sobre una nueva zonificación del Centro 

  • Destaca que la idea no soluciona el problema, ya que la mayoría de las calles supera los 65 decibelios

Vista aérea del Centro histórico de Málaga. Vista aérea del Centro histórico de Málaga.

Vista aérea del Centro histórico de Málaga. / Javier Albiñana

Comentarios 2

La posición del Ayuntamiento de Málaga en relación a las últimas demandas de los hosteleros empieza a endurecerse. Por más que el alcalde, Francisco de la Torre, sigue exhibiendo un mensaje conciliador, mostrándose como "aliado" del sector, no duda en lanzar un mensaje a los empresarios: "hay que cumplir la ley, para todos". Y ello pasa, según ha aseverado, por poner en marcha las bautizadas como zonas acústicamente saturadas (ZAS) en aquellas calles en las que se sobrepasan los límites de ruido establecidos en la actualidad, de un máximo de 55 decibelios en horario nocturno.

El regidor, que el pasado miércoles se abrió a estudiar la petición de Mahos de modificar la zonificación acústica del Centro, de manera que el barrio pase a tener consideración turística y no residencial, fue contundente al dudar de que legalmente se pueda ir en ese camino. "Las noticias que tenemos nosotros es que no es legalmente factible", ha explicado, si bien ha confirmado que ha solicitado que se analice la situación de otras ciudades, como Sevilla.

Javier Frutos y Francisco de la Torre, en la asamblea de de Mahos del pasado miércoles. Javier Frutos y Francisco de la Torre, en la asamblea de de Mahos del pasado miércoles.

Javier Frutos y Francisco de la Torre, en la asamblea de de Mahos del pasado miércoles. / Javier Albiñana

De confirmarse este extremo queda en duda si finalmente los hosteleros, como anunciaron tras su última asamblea, deciden mantener sus locales cerrados el próximo 30 de noviembre, coincidiendo con el encendido del alumbrado de Navidad. El presidente del colectivo, Javier Frutos, apuntó días atrás que en el supuesto de que el Consistorio no avanzase en esta línea de acción, los hosteleros optarían por el cierre esa jornada.

En sus apreciaciones al respecto, De la Torre fue a más, al recordarle a los empresarios que "en la hipótesis de que fuera legalmente viable (la zonificación) no se resolvería el problema". Porque, coincidiendo con la información publicada por Málaga Hoy, se constata que los niveles actuales de ruido están incluso por encima del nuevo tope que permitiría un uso turístico del casco antiguo. "No resuelve el tema; la gran mayoría de las calles estarían superadas por ese índice de saturación aunque se eleve el nivel de decibelios", ha explicado. En concreto, de los 120 puntos de medición empleados por la empresa Sincosur en 2016, hay 64 en los que los niveles nocturnos de ruido están por encima de los 65 decibelios que vienen a reclamar los empresarios. 

Por ello, ha insistido en apostar por la "calidad" y por que se creen puentes de colaboración con el objetivo de que "el éxito no se vuelva en contra, al revés, sea creciente". Asimismo, ha tendido la mano al sector para realizar nuevas mediciones con el fin de actualizar la situación acústica de la zona afectadas por las ZAS. Precisamente, en la asamblea de Mahos algunos participantes llegaron a señalar la posibilidad de que las mediciones de ruido se realizasen en un momento en que el negocio contase, por ejemplo, con más mesas de las autorizadas por la normativa.

Preguntado por la amenaza de cierre el día 30, el alcalde ha señalado la necesidad de trabajar más allá de lo que pueda ocurrir esa jornada, aunque ha aludido a que debe existir "más margen" para poder "hacer una cosa con seriedad". "No nos gusta trabajar bajo presión pero no me importa trabajar bajo presión pero no conduce a nada; importa hacer las cosas bien, no equivocarnos en estos temas, que es complejo y difícil donde hay que cumplir la ley para todos y no hacemos distinción entre unos y otros", ha advertido. 

Asimismo, ha destacado el compromiso municipal por dar forma a un protocolo mediante el que disipar la intranquilidad del sector en lo referente a las terrazas y la aplicación del artículo 11/2 del decreto 155 de la Junta de Andalucía. "Nuestra voluntad es que las terrazas, que son un activo para la ciudad, sigan existiendo; sí queremos que cumplan el espacio y que exista una posición proactiva de para trabajar en reducir el nivel sonoro de la ciudad", ha incidido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios