Málaga

Así abren los centros comerciales de Málaga en la fase 2 de la desescalada

El centro comercial Larios Centro. El centro comercial Larios Centro.

El centro comercial Larios Centro. / Javier Albiñana

La apertura de centros y parques comerciales es una de las medidas más esperadas por comerciantes y usuarios que llega el lunes 1 de junio a Málaga con la fase 2 de la desescalada. La reactivación de la actividad comercial es fundamental a la hora de afrontar esta crisis que poco a poco vamos superando.

En esta fase 2 y, a partir de ahora, nada volverá a ser como antes, y comprar en un centro comercial aún menos. Será difícil ver aglomeraciones a la entrada de una tienda y la forma de comprar va a ser muy distinta debido a las medidas de seguridad e higiene que se deben mantener para evitar la expansión de contagios del COVID-19. Algo que ya hemos visto con las primeras aperturas de espacioss acotados en tiendas como Zara, H&M y El Corte Inglés.

Aforo reducido

El aforo de los centros comerciales estará reducido solo al 40% y en el caso de las zonas comunes, el aforo total baja hasta la limitación del 30%. Además sólo se podrá transitar por ellos para desplazarse de un comercio a otro, ya que está prohibido por ley permanecer en estos espacios.

Entre las medidas más importantes se encuentra la extremada limpieza e higiene que deberán mantener los establecimientos, con al menos dos veces al día de limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas, grifos, y otros elementos de similares.

Una de las limpiezas de los establecimientos debe llevarse a cabo obligatoriamente al finalizar la jornada y la otra, desde la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales recomiendan que se realice un parón, preferentemente a mediodía y aprovechar así para realizar también tareas de mantenimiento y reposición.

Distancia de seguridad

La distancia de seguridad entre vendedor y cliente deberá ser de un metro en el caso de que ambos cuenten con medidas de protección y de dos metros en el caso de que no se cuenten con ellos para asegurar la protección de ambos; por lo que la atención al cliente es otro de los aspectos que va a cambiar partir de ahora. 

Aparte las personas con necesidades especiales y los mayores contarán con accesos y colas prioritarias tanto en el interior de los comercios como en aseos, ascensores o salas de lactancia. Asimismo, las sillas de ruedas en préstamo deben desinfectarse antes y después de cada uso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios