Alberto Garzón | Coordinador general de IU “Creo que la situación de la izquierda en los últimos dos meses es irritante”

  • El líder de IU vuelve a encabezar la lista Málaga a las elecciones generales

  • Reconoce un escenario difícil para Unidos Podemos, pero confía en mantener los dos diputados de la provincia

Alberto Garzón, coordinador general de IU y número uno de Unidos Podemos por Málaga. Alberto Garzón, coordinador general de IU y número uno de Unidos Podemos por Málaga.

Alberto Garzón, coordinador general de IU y número uno de Unidos Podemos por Málaga. / Javier Albiñana

Comentarios 1

–Vuelve a encabezar la lista de las generales por Málaga, ¿por qué ahora sí y no en 2016?

–Fundamentalmente porque este es un escenario complejo de elecciones en el que necesitamos ser muy hábiles para atraer y movilizar el voto de la izquierda de todo el país. Y diversificar los lugares donde están los liderazgos más reconocidos de nuestra candidatura creo que es una buena elección, para no concentrarlos todos. En mi caso, como yo soy de Málaga creíamos que, además, aparte de la ilusión personal que también me hace y el hecho, no menor, de estar más tiempo aquí, tiene un sentido político, y es que creo que se pueden sacar mejores resultados aquí que si encabezara otra circunscripción.

–¿Es una forma de marcar diferencias con Pablo Iglesias?

–No. Sí es una forma de ganar más visibilidad para IU, porque encabezas una candidatura. Yo represento al conjunto de IU y eso nos permite también poder tener un espacio específico dentro de una alianza en la que nosotros creemos firmemente.

–Se ha llegado a un acuerdo en el que parece que IU gana peso. ¿Esa era una condición para seguir con la confluencia?

–Sí. Nosotros creemos que el acuerdo tiene sentido si ganan las organizaciones, gana la izquierda y así gana el país. Creo que es un acuerdo bueno para IU y para la izquierda sociológica de este país que creo que va a ir a votar de forma muy intensa, sabiendo a lo que nos enfrentamos. Cualquier otro escenario, incluido el de ir separados, es un favor a la derecha.

"Hemos conseguido hacer de la necesidad una virtud, que la unidad permita más capacidad de decisión a IU”

–¿No se planteó nunca ir por separado?

–Si el acuerdo no era bueno, desde luego nosotros no lo descartamos. Pero creíamos que nuestra responsabilidad tenía que ser alcanzar un buen acuerdo para que así las organizaciones estuvieran cómodas. Con este creo que Podemos está cómodo, IU está cómodo y de esa manera podemos hacer la mejor campaña posible.

–¿La marcha de Íñigo Errejón ha favorecido este acuerdo?

–Creo que es independiente, nosotros tenemos una alianza con Podemos, y con otras fuerzas, que es mucha más gente que sus dirigentes. Si un dirigente decide marcharse, nosotros lo respetamos pero es un asunto de casa ajena, nuestra alianza está con un espacio político llamado Podemos. Pero sí, efectivamente, creo que la situación de la izquierda en los últimos dos meses es irritante, es decir, ha habido muchas noticias que no han ayudado a la izquierda. No al acuerdo, el acuerdo es otra cosa. Pero a la izquierda de este país no le ayuda este síndrome de La vida de Brian en el que se montan espacios independientes y se fragmenta la izquierda. Creo que en un momento en el que tenemos retos sociales, ecológicos, territoriales, la posibilidad de que la derecha reaccionaria vuelva a gobernar el país... lo menos que debería hacer la izquierda es dividirse.

–Alberto Montero ha dimitido como secretario general de Podemos. Según dijo, no estaba conforme con que los dos puestos de salida en Málaga fuesen para IU. ¿No cree que así parece que la confluencia no está tan unida?

–No entramos en cuestiones internas de otra fuerza política. El acuerdo es integral y en muchas otras provincias los dos primeros son de Podemos, por ejemplo, Sevilla. Es una confluencia muy positiva para IU, para Podemos y para las familias trabajadoras. Yo la veo de muy buena salud.

–Usted ha hablado de deficiencias que había que corregir del anterior acuerdo, ¿cuáles son?

–En mi opinión, la esencial es la visibilidad. Creo que es obvio que IU es una organización muy distinta de Podemos, tenemos una historia de más de 30 años, Podemos es reciente; nosotros hemos tenido una mayor presencia territorial en municipios y regiones enteras. Compaginar ambas culturas ha requerido mucho esfuerzo. En el programa nos hemos puesto de acuerdo muy rápido, compartimos el modelo de sociedad.

–Hay mucho militante y votante de su partido que considera que en estos años de unión con Podemos, IU se ha diluido.

–Yo impugno la mayor. Yo creo que la marca sí se ve allí donde se trabaja bien en los municipios y territorios y yo creo que la gente lo reconoce. Nosotros nos presentamos solos en 2015, sacamos dos escaños, fuimos la sexta fuerza en votos y la octava en escaños, por lo tanto eso nos puso en una situación complicada. Hemos conseguido hacer de la necesidad una virtud, que la unidad permita más capacidad de decisión a la gente de IU y a lo que defendemos.

"El acuerdo es integral y en muchas otras provincias los dos primeros son de Podemos”

–Las encuestas no pintan bien, parece que van a perder hasta la mitad de los diputados.

–Los escaños que otorgan las encuestas son muy complicados de creer porque estamos en un escenario de volatilidad. Por tanto hay que ser muy cautos. No obstante, nosotros aceptamos que es un escenario complejo y difícil pero que abordamos con lo mejor de las expectativas, y es que creemos que hay mucho votante de izquierdas que no votó en las últimas elecciones que tenemos que movilizar. Sin nosotros no hubiéramos tenido la subida del salario mínimo ni otras leyes que se han aprobado en los últimos seis meses.

–En Málaga tienen dos diputados. ¿Cuál es el objetivo?

–De momento, dada la situación creo que sería necesario mantenerlos. Ese es un propósito que nos vamos a marcar, sabiendo que estamos en un escenario complejo que admitimos. Por eso yo voy a hacer una campaña intensa en Málaga, y espero que eso contribuya a sacar un buen resultado. En Málaga no hay encuestas todavía, pero se da una bajada del espacio electoral en todo el conjunto del país, por eso creo que es importante mantener los dos diputados de una provincia tradicionalmente de izquierdas.

–¿Qué puede hacer la izquierda para combatir esa España que dibuja Vox?

–Tenemos que explicar nuestro proyecto, lo que creemos que hay que hacer para que nadie pase frío en invierno, lo que hay que hacer con los alquileres, regularlos para que la gente no se tenga que ir... propuestas políticas que exigen una radicalidad que no la tiene ni el PSOE, que no ha sido capaz de regular los precios del alquiler.

A la izquierda no le ayuda este síndrome de 'La vida de Brian' en el que se montan espacios independientes y se fragmenta

–¿Mueve más el voto de la gente Cataluña que las reivindicaciones sociales?

–Desgraciadamente, cuando hay un escenario de pasiones y guerra de banderas, ganan los nacionalistas, los españoles y los de cualquier otra bandera. Nosotros no somos nacionalistas, creemos en una España donde esté insertada Cataluña, pero que reconozca la diversidad y que anteponga las necesidades de las familias trabajadoras, en Cataluña y en Andalucía. En eso es difícil hacerse oír cuando lo que llama más la atención son las beligerancias, las hostilidades y el odio. Este país tiene un problema grave si continúa esa senda. El problema es que los tres partidos de la derecha están comandados por gente que está pensando más en los resultados electorales que en la responsabilidad con respecto al futuro del país.

–¿Hay opciones reales de un acuerdo más allá de reeditar la moción de censura?

–Creo que mucha gente del PSOE está pensando en la posibilidad de pactar con Cs. Nosotros vamos a utilizar nuestros escaños para favorecer las opciones más de izquierdas.

–¿Cómo valora estos últimos meses de Gobierno, después de la moción de censura?

–Creo que ha habido un error claro de quienes tomaron la decisión de adelantar las elecciones de una forma tan precipitada, porque aunque con la caída de los presupuestos era evidente que íbamos a tener que ir a elecciones anticipadas, el hacerlo de forma tan precipitada ha dejado en el aire muchas leyes fundamentales, como la derogación de la ley mordaza, que estaba a semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios