Municipal

El alcalde de Málaga respalda al gerente de Limasa tras sus palabras sobre los puestos hereditarios

  • "Sigue teniendo mi confianza porque le he oído cómo piensa sobre el particular", dice sobre Rafael Arjona

Trabajadores de Limasa trabajando en la Feria del año pasado. Trabajadores de Limasa trabajando en la Feria del año pasado.

Trabajadores de Limasa trabajando en la Feria del año pasado. / m. h.

La polémica generada por una grabación hecha pública en la que se oye al gerente de Limasa, Rafael Arjona, plantear ante un grupo de trabajadores la posibilidad de mantener el carácter hereditario de los puestos de trabajo en una futura Limasa municipal, a cambio de una especie de pacto de "silencio", no le pasa factura al directivo. Al menos en lo que al alcalde, Francisco de la Torre, se refiere. Lejos de afear su conducta, el regidor ha asegurado que mantiene su confianza en Arjona. Y ello es más que suficiente para que no se ponga en duda su continuidad en el cargo.

"Sigue teniendo mi confianza porque le he oído cómo piensa sobre el particular", ha dicho De la Torre al ser cuestionado por este asunto. Este viernes, de hecho, ha sido algo más contundente en su defensa del gerente, dado que ayer solo se limitó a señalar que era Arjona el que debía dar explicaciones sobre sus palabras.

El alcalde da por seguro que Arjona comparte la necesidad de que el sistema para poder entrar a trabajar en una empresa cien por cien público tiene que respetar los principios de "igualdad, mérito y capacidad, que comparte también con Teresa Porras", edil responsable de Limasa y que, además, aparece en las grabaciones. "Es lo que siempre se ha hablado", ha apostillado, sin querer dejar duda alguna sobre la hoja de ruta que se seguiría si se avances en la transformación de Limasa en una firma municipal, frente al carácter mixto actual, con un 51% privado u un 49% público.

"No sé cómo se hizo esa grabación, que sería de más de unos minutos, y la reunión fue de un par de horas; por lo que él me dice, lo dijo, y le creo, pero en el momento el que se graba no se oye la voz de él sobre ese particular del concepto de igualdad, mérito y capacidad, que comparte con Teresa Porras", ha detallado. El propio Arjona arguyó ayer que se trató de una serie de mensajes sacados de contexto y que es un firme defensor de eliminar los puestos hereditarios.

De la Torre ha hablado también del freno en el que se encuentra ahora mismo su apuesta por municipalizar Limasa, anuncio que hizo a mediados del año pasado, coincidiendo con e Debate del Estado de la Ciudad. En este escenario, y ante la negativa del comité de empresa de asumir las condiciones laborales propuestas por el equipo de gobierno, asume que la futura empresa tendrá que definirse tras las elecciones municipales de mayo.

"Algunos insisten en que queda margen antes de las elecciones, lo veré, pero, sinceramente, no lo veo, aunque pediré un informe más detallado en el caso de que hubiera ese acuerdo", ha dicho, incidiendo en que "los términos del acuerdo no han sido aceptados por el comité". Para el regidor, es clave que el ahorro de unos 8 millones de euros que supondría apostar por una Limasa municipal "no sea íntegramente dedicada a resolver las peticiones de los trabajadores", en referencia al abono de los atrasos que, según los operarios, tienen reconocidos por los tribunales.

Las semanas que el Ayuntamiento y el comité de empresa han mantenido negociaciones se dieron por cerradas la pasada semana, tras el ultimátum lanzado por el alcalde para que se aceptase la última propuesta de convenio realizada por el Consistorio y que finalmente fue desechada por la representación sindical.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios