Málaga

El balance delictivo de la Semana Santa de Málaga: 75 detenciones y menos robos en casas

Cautivos en el Lunes Santo de Málaga, en fotos

Cautivos en el Lunes Santo de Málaga, en fotos / Javier Albiñana

Las infracciones penales han descendido durante la Semana Santa de 2023 en Málaga hasta un total de 1.357, según los datos estadísticos de la Policía Nacional. Esta bajada ha sido de un 3,35% respecto a la Semana Santa del año 2019 y de un 17,41% en relación con el mismo periodo en el año 2022.

A través de un comunicado de prensa destacan que, en cuanto a los delitos más relacionados con aglomeraciones y periodos vacacionales propios de la Semana Santa, los datos arrojan un descenso del 21,1% en los hurtos en 2023 con respecto a 2019, mientras que el descenso en este tipo penal es del 17,5% en la comparativa con el periodo de Semana Santa del año pasado.

En cuanto a robos en vivienda, el descenso ha sido del 26,6% en 2023 respecto a 2019 y del 43,1% respecto a la Semana Santa de 2022. La disminución en robos en establecimientos ha sido del 50% en 2023 respecto a 2019, y del 42,8% en relación con la Semana Santa de 2022.

En el dispositivo establecido por la Policía Nacional desde el 2 al 9 de abril con motivo de la Semana Santa de Málaga se han producido un total de 75 detenciones, han sido levantadas 59 actas por droga, 11 actas por armas y han sido inspeccionados un total de 274 vehículos.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Javier Salas, ha destacado el trabajo realizado por la Policía Nacional, que ha contado con un despliegue total de 1.558 agentes durante el dispositivo especial de Semana Santa, así como la coordinación con el resto de servicios de emergencias que han participado en el despliegue efectuado de cara a la Semana Santa de 2023 en Málaga.

Asaltan una cafetería a pedradas

El Jueves Santo, con cientos de fieles aguardando el momento en que el Cristo de la Misericordia asomara por la Alameda Principal, se produjo un robo, de apenas 3 minutos, en una cafetería del barrio malagueño del Soho. La Policía Nacional tiene abierta una investigación para localizar al presunto autor. 

El atracador accedió tras fracturar el cristal de la entrada pese a la niebla antirrobo que el responsable del negocio había incorporado como medida de disuasión para evitar, precisamente, estos episodios violentos. La cortina de humo que expulsa el cañón incluido en el sistema de alarma está pensada para dificultar al ladrón que se mueva con soltura dentro de la escena del robo, pero no solo consiguió hacerlo sino que acabó huyendo con el botín. "El local estaba lleno de humo cuando entró. Eran las 2 menos tres minutos y cuando a las 2 llegó la Policía ya no había nadie", relató a este periódico con sorpresa el dueño. El asaltante, que pasó desapercibido, fue capaz de hacerse con la caja de recaudación: unos 120 euros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios