Málaga

A pedradas contra el cristal de una cafetería del Soho en plena procesión del Jueves Santo de Málaga

La entrada de la cafetería del Soho, con el cristal de la entrada destrozado

La entrada de la cafetería del Soho, con el cristal de la entrada destrozado

2 de la madrugada de un Jueves Santo con cientos de fieles aguardando el momento en que el Cristo de la Misericordia asome por la Alameda Principal. El barrio del Soho es estos días un hervidero de malagueños y turistas que visitan la ciudad coincidiendo con la Semana Santa. Un ladrón revienta a pedradas el cristal de una de las cafeterías de calle Duquesa de Parcent en plena procesión. Nadie se percata del robo, que no dura más de 3 minutos. La Policía Nacional tiene abierta una investigación para localizar al presunto autor.

El atracador accedió tras fracturar el cristal de la entrada pese a la niebla antirrobo que el responsable del negocio había incorporado como medida de disuasión para evitar, precisamente, estos episodios violentos. La cortina de humo que expulsa el cañón incluido en la alarma está pensada para dificultar al ladrón que se mueva con soltura dentro de la escena del robo, pero no solo consiguió hacerlo sino que acabó huyendo con el botín. "El local estaba lleno de humo cuando entró. Eran las 2 menos tres minutos y cuando a las 2 llegó la Policía ya no había nadie", relata a este periódico con sorpresa el dueño. El asaltante, que pasó desapercibido, fue capaz de hacerse con la caja de recaudación: unos 120 euros. 

El encargado del negocio no se explica cómo, en plena procesión y con las calles abarrotadas, un individuo pudo apedrear, sin aparentes testigos, la cristalera de una cafetería y que lograra escapar entre la multitud. "Un vecino escuchó ruidos y bajó pero no vio nada. Nadie lo entiende", sostiene. El vidrio de la cafetería no podrá ser reparado hasta dentro de una semana, pero la cafetería sigue estando abierta al público. 

Al echar la persiana aquella noche, el dueño se llevó la mayor parte de la recaudación del día. Solo dejó una parte del dinero para tener cambio al día siguiente. El local fue inaugurado hace dos años y nunca hasta ahora había sido asaltado. La Policía está analizando las imágenes que han captado las cámaras de seguridad para tratar de identificar al autor del robo. 

"Hola, están robando frente a mí"

Hace unos días, fueron detenidos en Marbella los presuntos asaltantes de una tienda deportiva. Uno de los investigados fracturó, supuestamente, el cristal del escaparate con una cizalla sustrayendo 30 riñoneras deportivas de unos 500 euros mientras su compinche lo esperaba a bordo de un coche para huir, rápidamente, del lugar. Los daños causados se elevarían a 1.000 euros

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del día 29 de marzo, en la zona centro de San Pedro Alcántara. Gracias a la colaboración ciudadana que grabó los hechos y dio aviso a la Policía, la investigación culminó en poco más de 24 horas con la detención de los dos autores. "Hola, están robando frente a mí. Lleva una mascarilla blanca, pantalón y sudadera grises. Acaba de agujerear el escaparate. Va con una capucha", advirtió una vecina a los agentes.

El Grupo III de la UDEV de la Policía Nacional de Marbella analizó las imágenes en las que se observaba a una persona –que ocultaba su rostro con una capucha– rompiendo el escaparate de una tienda de deportes y, tras varios minutos, abandonaba el lugar, con varios efectos robados, en una furgoneta conducida por otra persona que lo esperaba para darse a la fuga.

La inmediata actuación policial permitió al día siguiente identificar al conductor del vehículo, trabajador de la firma que publicitaba el coche, que fue detenido por su implicación en los hechos. Horas después, era arrestado el autor material del robo con fuerza, un vecino de la zona que se encontraba en libertad provisional por un delito de lesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios