Málaga

Un bebé con prisas y la amiga que hizo de matrona: parto en plena autovía en Mijas

La Autovía del Mediterráneo A-7 a su paso por La Cala de Mijas.

La Autovía del Mediterráneo A-7 a su paso por La Cala de Mijas. / M. H. (Mijas)

Tenía prisa por nacer y lo hizo en el asiento trasero de un coche, en plena autovía. Una amiga de su madre ejerció de matronaLa A-7, en la Cala de Mijas, ha sido el escenario 'elegido' por un bebé para llegar al mundo en una noche de intensa lluvia. "Fue todo muy emocionante. Nació en media hora. Pensamos: ¿dónde hay que firmar un parto así de rápido?", bromea una de las policías locales que acudió para señalizar la zona y proteger al pequeño.

Apenas separan 30 kilómetros la carretera que une Fuengirola, donde reside la familia, con el hospital Costa del Sol de Marbella, pero el niño quiso salir antes, cuando solo habían transcurrido unos minutos desde que la progenitora comenzó a sentir las primeras contracciones en su casa. Ocurrió este pasado lunes. "Llamó a una amiga y le avisó de que estaba empezando con los dolores. Le pidió que estuviera atenta y cinco minutos después volvió a llamarla. Estaba asustada porque el bebé ya iba a nacer. Parece que se adelantó", cuenta a este periódico la agente, que prefiere preservar su identidad.

El padre, que no esperaba que el parto fuera inminente, no pudo llegar a tiempo. Unos amigos de la familia, treinteañeros, recogieron con premura a la parturienta y la subieron en su vehículo con intención de llevarla al hospital, aunque ya era demasiado tarde. "Está aquí, está aquí", aseguraba la madre. Ya se vislumbraba la parte superior de la cabeza del neonato. Cuando avisaron al 061, los sanitarios pidieron al conductor que parara el coche para indicar cómo debían asistir el parto mientras llegaba una ambulancia. Nervioso, el hombre se detuvo en una glorieta, junto a la A-7. 

Una patrulla de la Guardia Civil acudió hasta el lugar cuando el bebé ya había nacido. Poco después llegaron agentes de la Policía Local de Mijas pertenecientes a la Unidad de Intervención que realizaban labores de vigilancia en la zona de La Cala. "Vimos un vehículo encima de la acera y pensamos que había ocurrido un accidente. Pero entonces nos explicaron que acababa de nacer un bebé", relata la policía, que solo alcanzó a verle la cabeza. "Ya lo llevaban en una camilla a la ambulancia con protección para mantener el calor", detalla.

A su llegada, la escena que los policías habían encontrado era la de una recién parida en la parte trasera de un turismo que había dado a luz. Junto a ella, una mujer que improvisó como matrona y una doctora que se aseguraba del buen estado de salud de la mamá y el bebé. Unos 15 minutos después del alumbramiento llegó el padre. "La amiga que había asistido a la mujer estaba muy emocionada. Me decía que creía que esto solo pasaba en las películas y ahora le había tocado a ella. El bebé había nacido en sus brazos", rememora la agente, también emocionada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios