Málaga

Los ciclistas de Málaga reclaman llevar la educación vial a las escuelas

  • Insisten en que hay hacer pedagogía para que conductores y usuarios de bicicletas respeten las normas como medida para evitar accidentes

Un grupo de personas circula en bicicleta por el centro de Málaga. Un grupo de personas circula en bicicleta por el centro de Málaga.

Un grupo de personas circula en bicicleta por el centro de Málaga. / Javier Albiñana

Cuando todavía no han tenido noticias oficiales de cómo se produjo el accidente en el que el pasado 14 de diciembre falleció un ciclista cuando, al parecer, fue embestido por una moto que circulaba por el paseo marítimo Antonio Machado, la asociación Ruedas Redondas reclama medias para evitar este tipo de siniestros en los que los usuarios de las bicicletas son siempre los más vulnerables. Así, entre otras iniciativas, el presidente de este colectivo, José Luis Martín, subrayó la necesidad de trabajar para que la educación vial sea llevada a los colegios. Esto, según explicó, ayudaría a hacer un ejercicio básico de pedagogía que permita avanzar hacia “una ciudad de tráfico calmado” en la que puedan convivir los diferentes modos de transporte.

Así, lo que proponen es “educar y acostumbrar a respetar al resto de personas que utilizan la vía”. En este sentido, Martín admite que no solo es necesario esta labor de enseñanza entre los conductores, sino también entre los propios ciclistas. “El respeto a las normas se da por hecho que tiene que ser por todas las partes, claro que sí, por los ciclistas también, como por el peatón”, subrayó Martín, que criticó que “el problema de nuestra sociedad es que nos saltamos las normas con mucha facilidad”. “Se tiene muy poco respeto a las normas, consideramos que somos inmunes y que no nos va a afectar su incumplimiento”, apostilló.

Por eso, el presidente de Ruedas Redondas afirmó que extender esta materia a todos los niveles educativos es uno de los puntos que el colectivo ha propuesto a la Dirección General de Tráfico (DGT) para ser incluido en el Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta.

En opinión de Martín “no basta con sacarte el carné de conducir y ya, a partir de ahí, estás exonerado de formarte como conductor”. “Las normas de educación vial se aprenden en las autoescuelas; pero puede que hasta haya ciclistas que no hayan ido a una autoescuela”, comentó.

Lo que no se plantea el colectivo es la necesidad de instaurar ningún tipo de permiso de circulación para bicicletas porque “disuadiría” a las personas a usar este medio. “Al fin y al cabo, dentro del marco jurídico, la responsabilidad civil de un vehículo a motor no es la misma que la que puede tener una persona transportándose en bicicleta, porque los daños no son los mismos”, argumentó.

Rebajar el límite de velocidad a 30 km/h es otra de las medidas que solicita el colectivo

Por otro lado, la asociación malagueña también reclama reducir los límites de velocidad, ya que, el exceso de velocidad de los vehículos tanto en carreteras como en los centros urbanos es uno de los principales riesgos para los ciclistas. A este se suman otras acciones, como las distracciones al volante –entre las que repuntan el uso del móvil– o conducir bajo los efectos del alcohol o drogas. Los más vulnerables en todos estos siniestros son siempre los ciclistas, por lo que la asociación pide implantar “medidas de pacificación del tráfico”.

Entre ellas, la más urgente para el colectivo sería rebajar el límite de los 50 a los 30 km/h, una velocidad a la que según Martín, en un accidente de tráfico “puede haber una lesión, pero es muy raro que haya un resultado de muerte”. “O hacemos calles blindadas para que no sean atravesadas por peatones o bicicletas y reducimos de forma tirana la ciudad al uso del vehículo privado, o democratizamos la ciudad; y la mejor manera de hacer esto es reducir las velocidades”, concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios