Infraestructuras

Los constructores salen en defensa de llevar el Metro de Málaga al Civil

  • Apoyan que también se ponga sobre la mesa la prolongación hacia Campanillas y el PTA 

  • La Junta mantiene su negativa a la ejecución del tramo a la zona norte

Uno de los trenes del Metro a su paso por el tramo en superficie de la Universidad de Málaga. Uno de los trenes del Metro a su paso por el tramo en superficie de la Universidad de Málaga.

Uno de los trenes del Metro a su paso por el tramo en superficie de la Universidad de Málaga.

La decisión del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, de paralizar sine die la llegada del Metro, ya sea en superficie o bajo tierra, hasta el entorno del Hospital Civil se tope con la oposición de los constructores de la provincia. La asociación que agrupa a estos empresarios, la ACP, es clara al mostrar su contrariedad con la nueva hoja de ruta trazada por el Gobierno regional.

"Defendemos que los proyectos que están comprometidos y acordados por los las administraciones se lleven adelante", ha recalcado la secretaria general de la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga, Violeta Aragón, para quien "una marcha atrás de una infraestructura no es una buena noticia".

Aragón ha matizado que el argumento empleado no va en contra de que se ponga sobre la mesa el impulso del ferrocarril urbano hasta la barriada de Campanillas y el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), como expuso Moreno Bonilla en la visita que protagonizó la pasada semana a la capital de la Costa del Sol, en la que mantuvo sendas reuniones con el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, y el presidente de la Diputación, Francisco Salado.

"Eso no quiere decir que sea positivo el impulso del Metro al PTA, pero no debería ser una cosa por otra, porque las dos son importantes”, ha enfatizado la secretaria general de la ACP. Muestra del valor de la intervención ahora en el aire de llevar el trazado del suburbano hasta la zona norte es que la licitación de la obra, activada a finales del pasado mes de octubre, alcanza los 34,2 millones de euros. Sin embargo, de cumplirse el compromiso asumido por el dirigente regional durante la pasada campaña electoral, el procedimiento de contratación será paralizado antes de llegar a buen puerto.

Para Aragón, no se deben "olvidar los compromisos del Metro". "Una licitación que se echa para atrás genera inseguridad en las empresas a la hora de licitar", ha insistido, recordando el esfuerzo al que se ven obligadas las empresas que participan en esa licitación.

Lo expuesto por la representante de la ACP sigue la línea de lo que ya verbalizado el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, quien alertó de las posibles consecuencias económicas que puede tener la determinación de aplazar el tramo al Civil. Asimismo, exigió que antes de adoptarse una decisión cualquier en relación al cambio de rumbo en el proyecto del Metro se "tenga en cuenta la voz" de los empresarios afectados, en alusión a la concesionaria responsable de la explotación comercial del ferrocarril urbano hasta el año 2042.

"Si hay un cambio de rumbo respeto al futuro de la ejecución de un convenio pactado entre administraciones, y donde en esa concesión la concesionaria tienen unos intereses, pues habrá que escuchar y dialogar con ella y ver qué se va a hacer", declaró la pasada semana.

Rechazo de la Junta

Pero ni el mensaje del máximo representante de los empresarios andaluces ni el de los constructores hace mella en la posición de la Junta. Al menos así lo ha puesto de relieve el portavoz del Gobierno andaluz y consejero de Presidencial, Elías Bendodo, quien ha defendido la decisión de parar el proyecto al Civil y abogó por "consensuar un proyecto que satisfaga a todos los malagueños y a las necesidades reales de la ciudad".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha informado de que los nuevos responsables de la Consejería de Fomento "trabajarán en el modelo que ha planteado el presidente" y también en los contactos con la concesionaria. "No significa que vamos a cambiar el planteamiento que se ha hecho, todo lo contrario", ha aclarado.

Asimismo, ha incidido en que lo expuesto por Moreno Bonilla viene a refrendar “lo que lleva diciendo todos estos meses, haciéndose eco de las palabras del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre y de los vecinos de Bailén-Miraflores, que no quieren que el Metro vaya en superficie”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios