Málaga

La crisis del coronavirus dispara un 116% las familias que cobran la renta mínima en Málaga

  • La Consejería de Igualdad destina casi 68 millones de euros en la provincia para dar respuesta a los problemas sociales derivados de la pandemia

Una mujer con su hija, a la salida de un reparto de alimentos en Málaga. Una mujer con su hija, a la salida de un reparto de alimentos en Málaga.

Una mujer con su hija, a la salida de un reparto de alimentos en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

La crisis económica y social derivada del coronavirus ha golpeado con dureza a miles de familias en la provincia de Málaga, tanto esa así que si en abril, al inicio de la pandemia, había 1.335 familias malagueñas que se beneficiaban de la Renta Mínima de Inserción Social, a día de hoy la cifra se ha multiplicado y son 2.884 los hogares que cobran esta ayuda. El salto supone un incremento del 116%.

Esta no es la única cifra que sirve para visibilizar los severos efectos sociales provocados por la enfermedad. Así, la delegada de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía en Málaga, Mercedes García Paine, ha detallado este martes las medidas que desde esta Consejería se han adoptado para tratar de mitigar la situación, insistiendo en que desde el primer momento la prioridad del Gobierno andaluz ha sido "atender a las necesidades de la población más duramente afectada por este crisis con la mayor anticipación y celeridad posible".

De este modo, según ha precisado, hasta la fecha la Junta ha invertido en la provincia de Málaga 68 millones de euros distribuidos en una serie de actuaciones tanto económicas como administrativas. La partida más importante ha estado destinada a prestaciones y servicios de la Dependencia y asciende a más de 47,7 millones, que incluyen prestaciones económicas, Ayuda a Domicilio, atención residencial y Centros de Día.

Pero dentro de esta cuantía de 68 millones destaca una partida de más de 11,6 millones dedicados a financiar lo que se ha denominado como primer plan de emergencia social frente al Covid-19, pivotado en torno a varias acciones entre las que destaca la Renta Mínima de Inserción Social.

Principalmente, las personas beneficiadas por estas medidas son, según ha explicado en rueda de prensa la delegada, los colectivos más vulnerables cuya situación se ha visto agravada por la pandemia. Pero también, "otros que disfrutaban de una situación más desahogada pero a quienes esta situación ha golpeado fuertemente".

En concreto, la delegada ha informado de que la Renta Mínima ha sumado durante estos meses 8 millones de euros y beneficia actualmente a 2.884 familias malagueñas, que recibirán esta ayuda durante 12 meses. Además de estas, hay otras 604 que reciben una prestación extraordinaria que les ha sido concedida en plena crisis del coronavirus a aquellas familias con menores o unipersonales cuya situación es vulnerable y que "tienen una menor red de apoyo".

En este caso, García Paine ha matizado que se trata de una prestación extraordinaria que recibirán durante cinco meses mientras su expediente continúa la tramitación ordinaria. A esto, la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha destinado un presupuesto de 1,5 millones de euros.

Asimismo, la delegada también ha recordado que durante la pandemia la Junta aprobó diferentes medidas para reforzar y agilizar la tramitación de la Renta Mínima, y ampliar su cobertura para que lleguen a un mayor número de beneficiarios.

Por otro lado, como refuerzo dentro de ese primer plan destacan también los proyectos de garantía alimentaria y las ayudas económicas familiares. La primera de estas medidas se ha articulado a través de la tarjeta monedero para la compra de bienes de primera necesidad, que se gestiona a través de Cruz Roja y los servicios comunitarios que tienen destinados en la provincia alrededor de 2,6 millones de euros. Esto ha llegado a unas 4.000 familias malagueñas.

De otro lado, el Gobierno andaluz concedió una ayuda económica de casi 136.000 euros al Banco de Alimentos de Málaga para que esta entidad pueda seguir atendiendo a más de 45.000 personas en toda la provincia.

Respecto a las ayudas económicas familiares, la delegada ha subrayado que desde la Consejería se ha aprobado una transferencia de casi un millón de euros a repartir entre la Diputación de Málaga y siete ayuntamientos, y ha recordado que el pasado 18 de junio se publicó una Orden en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para la distribución de 6,7 millones de euros entre la institución provincial malagueña y los 16 municipios mayores de 20.000 habitantes en la provincia, con el fin de financiar a los servicios sociales comunitarios.

Por último, se ha referido a la convocatoria de las subvenciones a entidades privadas y organizaciones sin ánimo de lucro por importe de 1,8 millones destinada a proyectos en el marco de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión y la Inclusión Social (ERACIS) en la provincia.

"Desde la Consejería se está actuando para dar una respuesta inmediata y ágil a las primeras necesidades de emergencia social detectadas, sin olvidar que hacemos una planificación y actuación de un escenario a medio y largo plazo con el fin de modernizar y mejorar la gestión de los servicios sociales de la comunidad", ha afirmado García Paine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios